Pratto, el mejor del clásico

LAS ACTUACIONES INDIVIDUALES EN LA PRIMERA FINAL

El delantero Lucas Pratto fue la figura de River Plate en el empate ante Boca Juniors por 2 a 2, en la primera final de la Copa Libertadores que se jugó en La Bombonera.
Pratto, con ocho puntos, significó el jugador más valioso del equipo de Matías Biscay porque en la primera que tuvo arrastró a la defensa y definió cruzado con gol incluido. Carlos Izquierdoz le sacó el segundo, pero festejó igual porque provocó el error del defensor “xeneize”. Fue el mejor por estar siempre y por pelear todas.
A continuación, el resto de las calificaciones:
Franco Armani (6): Tuvo incidencia en el primer gol con el rebote y una respuesta floja en el tiro al primer palo. Poco pudo hacer en el segundo tanto, pero tapó un mano a mano clave ante Darío Benedetto cuando se terminaba el partido.
Gonzalo Montiel (6): Hizo un callejón por la derecha, defendió y atacó bien, pero le costó mucho acertar en el pase final, en especial en el segundo tiempo.
Lucas Martínez Quarta (5): La sorpresa del equipo en la alineación. Ganó de arranque varias por arriba en el área rival y en los anticipos. Con el equipo en desventaja tuvo que salir.
Jonatan Maidana (6): Padeció a Ramón Ábila, jugó condicionado por la posible suspensión por tarjeta amarilla, pero con el transcurrir del partido se acomodó y tuvo un partido a la altura de su historia.
Javier Pinola (7): Firme y seguro sobre la izquierda. En el segundo tiempo, cuando Boca buscó la ventaja, su presencia fue muy destacada.
Milton Casco (6): Jugó mano a mano con Sebastián Villa y estuvo correcto en la primera parte. Significó alternativa ofensiva en la parte final cuando tuvo más espacios.
Exequiel Palacios (5): Con altibajos en el primer tiempo, sin despliegue ni pase interior en la segunda parte. Juego irregular del tucumano.
Enzo Pérez (6): Entró poco en juego, pero tácticamente hizo un gran trabajo para que el medio de Boca no acapare la pelota. Cargó el estigma de la tarjeta amarilla y salió cansado tras un buen encuentro.
Gonzalo Martínez (7): Se hizo cargo del equipo una vez consumado el gol de Boca, gran pase para al empate de Lucas Pratto. Fue uno de los mejores del equipo al participar de los dos goles. Salió por cuidado para que llegue bien a la revancha.
Rafael Santos Borré (5): Tuvo el sacrificio de siempre y le falto certeza en las primeras dos que tuvo mano a mano. Fue amonestado y se pierde la segunda final; esta vez le faltó juego y precisión.
Ignacio Fernández (6): Entró bien en el despliegue y en el traslado desde la zona media sobre la izquierda.
Bruno Zuculini (6): Otro que ingresó bien para cortar la levantada de Boca cuando agarró la pelota con Pablo Pérez y Carlos Tevez, en su ingreso. Juan Fernando Quintero: Jugó pocos minutos y no pudo meterse en el desarrollo del juego.

Rossi y Abila.
En Boca los mejores fueron el arquero Agustín Rossi y el delantero Ramón Abila. Las siguientes son las actuaciones individuales:
Agustín Rossi (7): Una de las figuras de Boca. Evitó tres chances de gol en el primer tiempo y fue clave en el mejor momento de River. Dudó en el segundo gol. Uno de los más discutidos de Boca fue su figura.
Leonardo Jara (4): El más flojo en la defensa, no pesó atrás ni en las pocas veces que se proyectó ofensivamente. Una vez más por su sector, como en los últimos dos clásicos, River fue superior y sacó ventajas.
Carlos Izquierdoz (6): El mejor atrás entre una defensa discreta. Defensor y caudillo, por momentos quiso llevar la “lanza” de su equipo que en ocasiones estuvo perdido.
Lisandro Magallán (4): Le costó mucho marcar a Lucas Pratto. Tuvo dudas en las pelotas cruzadas paradas de River y siempre le costó salir jugando.
Lucas Olaza (5): Se fue al ataque y mostró algo de presencia, pero defensivamente estuvo tan flojo como Jara y Magallán.
Nahitan Nández (5): Desconocido en el primer tiempo, no pesó ni por energía, una de sus cualidades, y ni futbolísticamente. En el primer cuarto de hora del complemento se vio lo mejor por su costado, por entrega y dedicación, aunque tuvo poca claridad.
Wilmar Barrios (6): En la primera media hora estuvo perdido. No encontró la marca, absorbido por los volantes de River. Su mejor momento fue en los primeros 15 minutos del segundo tiempo, donde encontró la pelota y su juego levantó.
Pablo Pérez (4): Muy lejos del nivel que se esperaba. No se entrenó en toda la semana por una molestia en el tobillo derecho, le costó adaptarse a la mitad de la cancha y también fue anulado por los volantes de River.
Cristian Pavón (5): Tuvo un par de desbordes, un caño a Gonzalo Montiel, pero fue muy poco para el nivel de lo que se esperaba. Salió a los 26 minutos de juego por un posible desgarro. Discreto.
Ramón Abila (7): La otra figura de Boca. Siempre luchó, ganó y perdió con Jonatan Maidana y Javier Pinola. Tuvo entrega, actitud y olfato goleador en el primer tanto, cuando le “rompió” el arco a Franco Armani con un remate bajo tras un rebote que dio el arquero. En el complemento su despliegue lo dejó sin piernas, pero fue de lo mejor de Boca junto a Rossi.
Sebastián Villa (5): Alternó buenas y malas. Por momentos fue demasiado infantil, al buscar faltas inexistentes a favor en posición cercana al área. Amonestado por un golpe a Milton Casco. La mejor acción fue el centro de pelota parada para el gol de Darío Benedetto.
Darío Benedetto (6): Mostró su “chapa” goleadora. Se complementó bien con Ábila por el lado izquierdo y con “Wanchope” más arriba. Sobre final partido tuvo el triunfo en sus pies, quedó cara a cara con Armani, pero esta vez ganó el arquero.
Carlos Tevez (5): Jugó poco más de 20 minutos, desequilibró por el medio en la jugada que asistió a Benedetto en la última acción del partido que rechazó Armani. Le hizo una fuerte falta a Ignacio Fernández que estuvo más cerca de la expulsión que de la amonestación que recibió.