“Quiero agradecerle a Agustina”

DAMIRIS HEICK ESTUVO MAS ALLA DE LAS POLEMICAS POR EL FALLO

La santarroseña Dámaris Heick elogió a su coterránea Agustina Villalba por haber aceptado la pelea, tras el vibrante choque que terminó en empate, en el semifondo de la velada realizada el pasado viernes, en el ring del club El Fortín de esta ciudad.
En el espectáculo, que fue organizado por Roberto “Pocho” Arrieta, se conmemoró el Día del Boxeador Pampeano, en honor a Mario “Indio” Paladino, que falleció el 31 de julio de 1969.
El combate fue emocionante. Las ruidosas hinchadas de ambas boxeadoras se hicieron sentir desde el campanazo inicial. Al final, había sacado una leve ventaja Heick, aunque los jurados fallaron empate y se desató la controversia.
Mientras algunos allegados a Heick se encontraban enfurecidos en los alrededores del cuadrilátero por el resultado, esta boxeadora de apenas 16 años estuvo más allá de la polémica, y mostró un gesto que las personas adultas deberían tomar como ejemplo al desdramatizar el fallo.
“Necesitaba esta pelea, y Villalba me dio la oportunidad. Quiero agradecer a Agustina por este gesto. Mil gracias”, dijo la joven que sumó su cuarta presentación, con dos victorias y dos empates.
Heick, que este año sorprendió al imponerse en un torneo nacional realizado en la capital pampeana, sostuvo: “Quedé conforme con lo hecho en el ring durante los tres asaltos, y eso es lo importante. Valoro mucho lo que me indica todos los días mi entrenador (Juan Carlos Ceballos), mi abuela (Beatriz Caliba) y toda la familia, que me apoya constantemente”.
-El primer round dio la sensación estuviste groggy.
-No fue sólo la sensación, sentí la mano. Pero cerré los ojos y me propuse ser mejor. No sólo que terminé de pie, sino que además todos vieron que remonté el combate.
La púgil agregó que es consciente de que tiene que seguir mejorando. “Este deporte me gusta, me apasiona. Y de algo estoy segura: tengo que seguir mejorando”.
“Lo que más me cuesta es frenarme a la hora de comer. Pero me he propuesto dominar este tema para llegar en mejores condiciones. En esta pelea, por ejemplo, sé que me faltó un poco de aire, y es algo que no debería sucederme”.
-El público se hizo notar desde el comienzo.
-La gente me mostró mucho cariño, y es lindo. Lo que también me agradó fue que no hubo insultos de ninguna de las dos hinchadas.
-Tu tío fue boxeador (Pablo Heick), tu abuela es promotora y dirige junto a Ceballos el gimnasio JC. ¿Ser boxeadora es un mandato familiar?
-Practicar boxeo es una decisión exclusivamente mía, y mi familia me apoya. Este deporte me gusta, y le pongo energías. Podré caer, pero sé que me levantaré y seguiré.