“Quiero sumar peleas y experiencia”

DAVID LENART, EL ESTUDIANTE DE ABOGACIA QUE ES APASIONADO POR EL KICK BOXING

El santarroseño David Lenart (25 años) se hizo profesional de kick boxing con una victoria ante el trenquelauquense Maximiliano Bonello, La pelea fue el semifondo de la velada Adrenalina Kick Boxing Show, que se realizó en el ring del club Argentino de esta ciudad, organizada y fiscalizada por Amaya Fight Team.
Lenart, representando a Amaya Fight Team, ganó en un combate ajustado, en el que no pudo desarrollar su fuerte, que son las patadas en distintas partes del cuerpo. “No me sentí bien, comí un poco antes de la pelea, y me terminó perjudicando. Para colmo recibí un golpe al hígado que también me afectó. Cuando me bajé del ring tenía la comida en la garganta”, dijo Lenart.
Lenart, un estudiante de abogacía al que le restan sólo tres materias para recibirse, volverá a enfrentarse a Bonello este sábado en General Pico. Será la cuarta vez que se enfrentan. En las dos primeras había ganado el púgil oriundo de Trenque Lauquen. “La revancha ya estaba arreglada antes de la pelea del sábado. El desquite me viene bárbaro porque sé que puedo dar mucho más. No quedé conforme con mi desempeño”.
Lenart comenzó a boxear cuando tenía 17 años, y debutó a los 20. Hizo seis peleas en este deporte, pero finalmente fue el kick boxing que lo terminó cautivando después de haber entrenado artes marciales mixtas (siglas en inglés MMA), deporte al que también se lo conoce por “vale todo”.
“Durante un buen tiempo practiqué boxeo, kick boxing y MMA. De vez en cuando hacía algunas peleas de boxeo, pero me terminó gustando más el kick boxing porque puedo usar las piernas. Es más emocionante, es más frontal”, comentó Lenart.
Consultado sobre por qué no eligió las artes marciales mixtas, Lenart explicó: “Me gusta pelear parado, en las MMA te tiran al piso y no te dejan pelear. Me gusta mucho más ir al choque, golpe por golpe”.
-¿Qué significó debutar en el profesionalismo?
-El paso al profesionalismo lo tenía pensado dar el año que viene. Pero debido a que no pude participar de un campeonato mundial semiprofesional por falta de presupuesto, Lucas Amaya, mi entrenador, me propuso debutar en el profesionalismo en Santa Rosa y me gustó la idea.
-¿Qué evaluación hacés de la pelea ante Bonello?
-Fue una pelea pareja. No me sentí bien, comí un poco antes de la pelea y me terminó perjudicando. Para colmo recibí un golpe al hígado en el segundo round que también me afectó. Cuando me bajé del ring tenía la panza hinchada.
-¿Te sentiste ganador?
-Fue parejo, pero también creo que gané merecidamente. Si bien Bonello tiró más, muchos de esos golpes quedaron en mi guardia. Mientras que yo coloqué los golpes más claros, los más contundentes.
-El sábado que viene tendrás la revancha. ¿Cómo surgió la pelea?
_La revancha ya estaba arreglada antes de la pelea del sábado. El desquite me viene bárbaro porque sé que puedo dar mucho más. Además, los dos nos quedamos con muchas ganas de volver a pelear. Bonello va al frente, y por eso me gusta enfrentarlo. Cuando me propusieron debutar en el profesionalismo quería hacerlo con Bonello, tiene un estilo muy parecido al mío. Le encanta ir al palo por palo.

Las piernas, el fuerte.
Lenart explicó que su fuerte dentro del kick boxing es la utilización de las piernas. Tal es así, que a través de patadas suma cinco nocaut. “Los nocauts fueron porque rompí las piernas de mis rivales y al no poder caminar los árbitros terminaron parando las peleas”.
Con relación al futuro, Lenart enfatizó: “Voy a continuar a full con el kick boxing para sumar peleas y experiencia. Después de que me reciba de abogado, quiero irme a Holanda a un reconocido gimnasio para seguir mi carrera internacional. Quiero probar suerte, cada día este deporte me vuelve más loco”.

El auge de las MMA
David Lenart reconoció que las artes marciales mixtas están en pleno auge en el mundo, y en Argentina este deporte cada día suma más adeptos y fanáticos.
Una multitud concurrió el pasado sábado al estadio Arena Parque Roca, del barrio porteño de Villa Soldati, para presenciar un espectacular nocaut del platense Santiago Ponzinibbio ante el estadounidense Neil Magny, en la pelea estelar.
Tras la contundente victoria, el platense Ponzinibbio, de 32 años, comenzó a desafiar al campeón de los pesos welter, el estadounidense Tyron Woodley.
“No me quedan dudas que el furor que está atravesando las artes marciales mixtas le hacen muy bien el kick boxing, que cada día se practica más y cada vez es más popular. Gracias a las MMA la gente comienza a saber de qué se trata el kick boxing. Un deporte ayuda al otro”, sostuvo Lenart.
Lenart comentó que para dedicarse a las artes marciales mixtas hay que saber luchar en el suelo (jiu-jitsu). “A mucha gente le gusta los combates de MMA, pero no es mi caso. Me gusta pelear parado, no ir al piso. Inclusive si tengo que elegir ir a ver un combate me inclino por el kick boxing. No me gusta que estén varios minutos en el suelo”.