Inicio Deportes Racing festejó el título con un empate

Racing festejó el título con un empate

SUPERLIGA: DESCENDIERON SAN MARTIN DE SAN JUAN, TIGRE Y BELGRANO

Racing Club festejó ayer la obtención del título de campeón con un empate 1-1 con el escolta Defensa y Justicia, en el partido que clausuró la Superliga de fútbol de Primera División.
En un estadio de Avellaneda colmado y abarrotado por los hinchas de la «Academia», el equipo dirigido por Eduardo Coudet mantuvo su invicto como local y coronó una campaña excepcional, con 57 sobre 75 puntos posibles (76 por ciento de eficacia).
Racing terminó con un saldo de 17 triunfos, 6 empates y 2 derrotas (1-2 con San Martín de Tucumán; 0-2 con River) y aventajó, precisamente, al «Halcón» de Florencio Varela, que culminó un buen campeonato con otro rendimiento aceptable.
El equipo local se puso en ventaja a los 8 minutos de la segunda parte, con una definición impecable de Jonatan Cristaldo, después de una atajada «premium» de Ezequiel Unsaín a Augusto Solari.
Y los conducidos por el DT Sebastián Beccacece lograron la igualdad, a los 24m del complemento, con un frentazo del paraguayo Matías Rojas, tras desborde de Ciro Rius.
El momento más emotivo para el hincha de Racing se vivió cuando, sobre el cuarto de hora, los simpatizantes se levantaron de sus asientos y aplaudieron a rabiar al símbolo y emblema de este equipo: el delantero Lisandro López.
Racing, que se había consagrado la semana pasada con otro 1-1 pero ante Tigre, festejó su decimoctavo título en la historia (9 en el amateurismo; 9 en el profesionalismo) con la convicción de que fue superior a todos los demás rivales.

Descensos.
San Martín de San Juan, dirigido por el pampeano Darío Forestello, alcanzó ayer un insuficiente triunfo 2-1 sobre Talleres de Córdoba, que no le permitió al conjunto local evitar el descenso a la B Nacional. En la última fecha de la Superliga, el elenco «verdinegro» superó a su adversario y sumó un triunfo lógico, con dos tantos del pampeano Marcos Gelabert (Pt. 8m., y St. 24m.).
El equipo albiazul, que no se clasificó a la Copa Sudamericana, descontó en tiempo adicionado, con una conquista del uruguayo Junior Arias (St. 48m.)
San Martín sumó así un global de 91 puntos en los 82 encuentros que se tomaron para analizar los promedios, con lo que quedó con un coeficiente de 1,109.
El equipo dirigido por Rubén Forestello se vio perjudicado con el éxito que alcanzó Patronato (también 2-1 pero sobre Argentinos Juniors), ya que los entrerrianos acumularon 93 unidades y permanecerán una temporada más en la máxima categoría.
La misma suerte corrió Tigre, que venció a River Plate por 3 a 2 en el Monumental de Núñez en un partido cambiante en el resultado, pero el éxito no alcanzó para mantenerse en la máxima categoría del fútbol argentino.
El equipo de Victoria siguió fiel a su libreto desde la asunción de Néstor Gorosito como DT, con un juego ofensivo que lo tuvo en la cornisa en algunos pasajes del encuentro, pero como única alternativa.
River presentó una formación alternativa con las cartas echadas sobre la mesa luego de su consolidación en el cuarto puesto de la Superliga que lo clasificó a la Copa Libertadores 2020 y compromisos futuros en mente.
El paraguayo Rojas, de cabeza, puso en ventaja a River que padeció errores defensivos que posibilitaron la recuperación de Tigre con el tanto de Janson, quien ya había generado peligro con un remate que desvió el arquero Germán Lux (27m).
Los cambios de Gorosito para el segundo tiempo aumentaron la vocación ofensiva porque Tigre necesitaba la victoria para alimentar la ilusión de quedarse en primera división con un buen resultado. Entonces, Diego Morales puso el 2-1 con una buena definición y Juan Cavallero marcó el 3-2 minutos después del empate transitorio de Hernán López, sobrino nieto de Diego Maradona, para un River que se pobló de juveniles en los minutos finales.
El otro descendido fue Belgrano de Córdoba, que superó a Godoy Cruz de Mendoza por 1 a 0, pero no le alcanzó para salvarse y volvió a la B Nacional luego de casi ocho años, cuando había mandado al descenso a River en la recordada Promoción de junio de 2011. La entidad de Barrio Alberdi marcó el tanto del triunfo a los 32 minutos del complemento, a través del colombiano Mauricio Cuero.
A pesar de llegar a esta última fecha con muy pocas chances de jugar un desempate por la permanencia, los simpatizantes «celestes» llenaron la cancha con más de 30.000 personas, que reconocieron el esfuerzo de los futbolistas y con mucha tristeza alentaron hasta el final.

«El responsable soy yo”, dijo Forestello.
El entrenador de San Martín de San Juan, el pampeano Rubén Forestello, se hizo cargo del descenso del equipo «verdinegro» y remarcó sentirse “responsable” por la frustración deportiva que representa volver a jugar en la Primera B Nacional.
El conjunto cuyano le ganó ayer a Talleres de Córdoba por 2-1, con dos goles del piquense Marcos Gelabert, pero el resultado no sirvió para evitar el descenso. El triunfo de Patronato de Paraná sobre Argentinos Juniors (2-1) condenó no sólo al equipo sanjuanino sino también a Tigre y Belgrano de Córdoba, otros dos descendidos.
“El responsable de la situación soy yo. Por lo menos en lo deportivo. Pero dimos todo, no hay ningún reproche”, expresó el técnico que durante esta temporada también condujo a otro San Martín que también bajó a la B Nacional; el tucumano.
“Tengo un respeto y cariño enorme por San Juan. Los dirigentes y los colaboradores se esforzaron en todo”, dijo Forestello, quien todavía no dio precisiones respecto de si seguirá al frente del equipo.
“Así como ascendí hace tres años y medio con este club hoy me tocó descender. Así es el fútbol”, reflexionó el entrenador que también estuvo al frente de Atlético de Rafaela, Nueva Chicago y Olimpo de Bahía Blanca, entre otros clubes.
“Tuvimos un semestre que fue malo. Eso nos mató”, consideró Forestello para poner en palabras que los 11 puntos cosechados en igual cantidad de presentaciones durante lo que va del 2019 significó un plan inclinado difícil de levantar.
“Todavía no hablé con Jorge (Miadosqui) respecto de nada. Entiendo que en el club hay un momento de dolor generalizado”, expresó el DT.

Salvado.
El que festejó en serio fue Patronato, que aseguró su permanencia en la Superliga al vencer por 2 a 1 a Argentinos Juniors. Con dos goles de Gabriel Carabajal (19 y 29m. PT), el equipo entrerriano terminó con un promedio de 1.134 y condenó a San Martin (San Juan), Tigre y Belgrano de Córdoba, a jugar la próxima temporada en la B Nacional.
Además, este fue el último partido del arquero y concejal de Paraná, Sebastián Bértoli, quien completó 10 años de carrera con 562 encuentros (94 en Primera División) y además convirtió 6 goles.
De esta manera, Patronato finalizó la Superliga decimonoveno con 26 puntos, mientras que Argentinos terminó último con 22 unidades

Rojo sudamericano.
Por otra parte, Independiente se aseguró ayer la clasificación a la Copa Sudamericana del año próximo al vencer a Rosario Central por 2 a 1, de visitante. El equipo de Ariel Holan revirtió el marcador después de comenzar en desventaja por un penal anotado por Néstor Ortigoza (31m.) y se impuso con tantos del ex Newell’s Pablo Pérez (39m.) y Martín Benítez (41m.), de chilena.
De esa forma, hilvanó su tercera victoria consecutiva -sumada la goleada ante Binacional de Perú por la Sudamericana 2019- y se adueñó del séptimo puesto del torneo con 38 puntos, producto de diez triunfos, ocho empates y siete derrotas.

Ganó Huracán.
Finalmente, Huracán volvió ayer al triunfo en la Superliga luego de ocho partidos, tras vencer a Atlético Tucumán por 2-0, como local. Andrés Chávez, a los 19 minutos del segundo tiempo, y Lucas Barrios, a los 40′, marcaron los goles del «Globo», que volvió a sonreír tras más de dos meses sin triunfos y le dio aire al entrenador Antonio Mohamed.
El equipo de Parque de los Patricios no ganaba desde el 26 de enero (2-1 vs. Rosario Central, como local) y sumaba once partidos sin ganar, ocho en la Superliga -con cinco derrotas en fila- y tres de la Copa Libertadores de América. (Télam)