Racing fue mucho más que Belgrano

Racing de Olavarría se llevó ayer un merecido triunfo del Nuevo Rancho Grande de Villa Alonso, donde superó con claridad a General Belgrano por 2-0 en uno de los partidos con los que se completó la undécima fecha de la Zona “A” de la Región Pampeana Sur del Torneo Federal “B” de fútbol.
Dos golazos de Federico Miño, uno en cada tiempo, le dieron la victoria al Chaira bonaerense, que con estos tres puntos se metió en zona de clasificación. Para el Tricolor, que venía de ganar el clásico santarroseño ante All Boys (1-0) en la fecha pasada, fue un golpe muy duro dentro de su buen presente, porque ahora volvió a quedar cerca de la zona de descenso de categoría.
El resultado fue totalmente justo por lo que mostraron los dos en la cancha: Racing fue un equipo compacto, agresivo, convencido de lo que quería y contundente a la hora de acercarse al área rival. Belgrano, por el contrario, se mostró dubitativo, sin reacción ante la adversidad del resultado y equivocando siempre los caminos para buscar.

Golazo I.
Desde el inicio del partido Racing mostró sus armas. Miño peleó una pelota con los centrales y ganó; Lorenzo Ferrara hizo lo propio; Maximiliano Martínez enganchó y pasó el balón sin mayores inconvenientes; Manuel Scacheri comenzó a manejar tiempo y espacios en el medio; Juan Presentado y Uriel Raponi despejaron los primeros pelotazos largos que llegaron a su área y Juan Torralba mostró seguridad en un envío aéreo. En definitiva, el 9, el 11, el 10, el 5, el 2, el 6 y el 1 habían encontrado rápidamente su zona de confort.
Y Belgrano lo sufrió. El DT Edgardo Leguizamón intentó buscar una reacción con varios cambios posicionales, pero no tuvo las repuestas necesarias, y a los 35 minutos dispuso el ingreso de Federico Pereyra por Santiago Carrizo, pero tampoco encontró el camino.
Claudio Ortiz quedaba aislado ante tanto pelotazo largo; la movilidad de Esteban Gutiérrez no le alcanzaba como para imponerse como único hombre de punta y en el fondo empezaban a sufrir a los potentes y talentosos hombres ofensivos del Chaira.
Primero se lo perdió Maximiliano Chevrot con un remate al lado del palo y Martínez también avisó con un disparo que pasó cerca de un ángulo. Hasta que a los 26 llegó el primer golazo: Martínez apiló gente por izquierda y cedió para Miño, quien controló y enganchó con la derecha, para luego sacar un zurdazo desde fuera del área que se clavó al ángulo del primer palo de Maxi Castaño.
El Tricolor, que apenas se había arrimado con un cabezazo de Gutiérrez tras centro de Alexis Uhaldegaray (en una de las pocas veces que buscaron por afuera), tuvo su gran chance con un pique al vacío de Ortiz, pero el arquero Torralba anticipó bien para evitar el 1-1.

Golazo II.
Al complemento Belgrano salió con otra convicción. En los primeros minutos se paró unos metros mas adelante, ajustó las marcas, presionó la salida rival y hasta llegó con una corrida de Ramiro Fredes, quien remató cruzado y apenas desviado.
Pero ese atisbo de levantada local se chocó con el segundo golazo visitante: Ferrara defendió la pelota en el medio de la cancha, se la llevó ante la pasividad de tres marcadores y cedió para Miño, quien a la carrera la enganchó para entrar al área y definir con clase por debajo del cuerpo de Castaño. Iban 10 minutos del segundo tiempo y el partido se terminó.
Racing se agrandó definitivamente, comenzó a manejar los tiempos a placer y apenas tuvo una desatención defensiva que permitió que Belgrano estuviera a centímetros de descontar, pero Alejandro Russo (ex Tricolor en el Federal “A”) salvó sobre la línea. Hasta el final hubo mucho toqueteo de la visita y un par de contras que Castaño abortó con buenas reacciones, primero ante Miguel López y luego contra Matías Ordozgoiti.
El cierre encontró el lamento de Belgrano y el festejo de Racing, que se mostró muy superior y ganó merecidamente. La tabla también lo resume: uno es escolta con 20 unidades y el otro está penúltimo con 11.

All Boys volvió a perder.
All Boys de Santa Rosa, que había comenzado el Torneo Federal “B” de fútbol con grandes aspiraciones y resultados auspiciosos, volvió a perder ayer en la undécima fecha de la Zona “A” de la Región Pampeana Sur, en este caso por 2-0 y como visitante de Embajadores de Olavarría, y no solo sigue perdiendo terreno en su lucha por clasificar a la siguientes instancia, sino que también continúa cerca de la zona de descenso y crecen los cuestionamientos al entrenador Juan Ignacio Archieri.
Ayer, en Olavarría, el primer tiempo fue trabado y peleado, aunque fue Embajadores el que trató mejor la pelota, mientras el Auriazul apostó al pelotazo a Lucas Del Río como única vía de ataque. En ese contexto, Embajadores tuvo opciones como para ponerse en ventaja y All Boys no inquietó nunca.
En el inicio del complemento, en tanto, el local encontró el gol al minuto luego de una buena acción colectiva que terminó con un centro de Quimey Marín y una definición de Bernardo Bevilacqua con potencia, al primer palo de Boto.
Y a los 14 Embajadores cerró el partido: Juan Alvarez mandó un córner desde la derecha, Gonzalo Izaguirre ganó en el juego aéreo en el segundo palo y se la clavó abajo a Boto, que no pudo llegar.
Incluso estuvo a punto de golear el local, pero Boto le tapó un penal a Marín para evitar que la derrota santarroseña fuera aún más dolorosa.

Ferro ganó con autoridad y manda.
En el primer capítulo el dueño de casa no la pasó bien, pero logró ponerse en ventaja sobre el final a través de Lautaro Parisi. En el complemento se paró de contragolpe y selló el triunfo con un fuerte disparo de Emanuel Hermida. En la próxima fecha el Verde visitará a Sansinena.
Ferro Carril Oeste de General Pico derrotó ayer a la tarde por 2 a 1 a Cipolletti de Río Negro, en el estadio Coloso del Barrio Talleres de esta ciudad, en su presentación como local en la actual edición del Torneo Federal “A” de Fútbol. Los goles fueron marcados por Lautaro Parisi y Emanuel Hermida, uno en cada tiempo. Descontó Jorge Piñero Da Silva, ya en tiempo de adición. El partido fue televisado en directo por Canal Tres.
El Verde avisó con un remate bajo de Jorge Gaitán al primer palo que fue controlado sin problemas por el arquero Matías Alasia. Sin embargo, esta no sería la imagen de la primera mitad del capítulo inicial, puesto que Cipolletti fue más claro y llegó con peligro en varias ocasiones.
Quizá la más clara fue la que tuvo el visitante a los 3 minutos de juego, cuando Maximiliano Carrasco, entrando por el segundo palo tuvo el gol, pero el arquero Nicolás Caprio la mandó al córner.
Poco más tarde el once rionegrino volvió a estar cerca con un disparo de Matías Sosa, que se fue por arriba. Luego se aproximó de manera riesgosa con un tiro libre ejecutado desde la derecha por Ezequiel Avila.
El “uno” local se mostró muy seguro cada vez que fue llamado a intervenir, como lo hizo a los 20 minutos de juego cuando tapó el remate franco de Germán Weiner, que había entrado sólo al área, a espaldas de sus marcadores, para conectar una pelota que Nelson Seguel había ganado en la salida de Ferro.
Al dueño de casa le costó hacerse del balón, ante un rival adelantado que buscó ahogar la salida y se mostró incisivo en ataque. Apenas había llegado Ferro con algún disparo desde afuera de Gaitán y con un remate demasiado alto de Maximiliano Cantoni, a los 40 minutos de juego, luego que se la bajara Marcos Quiroz, cuando se puso en ventaja a muy poco del cierre. Emanuel Hermida desbordó por la derecha, mandó un centro al segundo palo y luego que Cristian Taborda no pudiera cabecear con potencia, Lautaro Parisi definió de derecha y abrió el marcador.

Cambió la cara.
El Verde que dirige Sergio Arias se mostró mejor parado en el arranque del complemento y estuvo muy cerca del segundo al minuto de juego, cuando Alasia tapó un violento disparo desde afuera de Mellado, a la salida de un córner.
Ferro cambió la imagen, comenzó a inquietar con las subidas de Hermida por la derecha y equilibró la posesión del balón, que dejó de ser exclusividad de la visita.
Poco a poco, Cipolletti comenzó a recuperar terreno pero ya no mostró la claridad que había tenido en la primera parte, abusando por momentos de centros imprecisos.
Hacía varios minutos que Ferro no llegaba al arco contrario, hasta que Alasia la perdió en la salida ante el acoso de Gaitán. Sin embargo, el Verde no pudo sacar provecho de esta acción luego que en primer término a Gaitán y después a Taborda le taparan el disparo de frente al arco.
Parado de contragolpe, apostando a la velocidad de Hermida, el Verde mostró su mejor cara en la segunda mitad de la parte complementaria. Mediante esta vía, Taborda quedó cara a cara con el uno visitante, pero arquero trabó abajo y la acción terminó en un tiro de esquina.
Pasada la media hora de juego, Hermida, que ya se erigía como la figura de la tarde, cruzó un potente disparo al segundo poste e hizo estallar el segundo grito local.
Instantes después Hermida habilitó a Parisi, que desde el vértice del área menor, fue tapado por Alasia que mandó otra vez al tiro de esquina.
Aunque en el segundo minuto de adicionado Cipolletti descontó a través de Jorge Piñero Da Silva, la victoria de Ferro nunca estuvo en peligro. De esta manera, el once local cambió la imagen que había dejado en la primera mitad, aprobó un importante examen e ilusionó a su hincha con esta buena presentación en el Coloso.