miércoles, 16 octubre 2019
Inicio Deportes Racing ganó y sigue al acecho

Racing ganó y sigue al acecho

LIGA PAMPEANA: EL ALBO LOGRO TRES PUNTOS VALIOSOS

Racing Club derrotó 3 a 1 a Agrario Argentino de Parera, en el estadio La Fortaleza Alba de Eduardo Castex, por la octava fecha del Torneo Apertura de la Liga Pampeana de Fútbol. Los goles albos fueron marcados por Gastón Palma y Silvio Suzán en dos oportunidades, mientras que Pablo García estableció el empate transitorio con un tremendo remate de tiro de libre.
El árbitro Maximiliano Reinoso expulsó al mediocampista visitante Nicolás Sosa por protestas; mientras que el arquero Raúl Alomo le atajó un penal al delantero Hernán Claro.
Racing Club continúa acechando a Sportivo Realicó. Los albos ganaron y siguen a dos puntos del líder, Sportivo Realicó, y el próximo fin de semana se enfrentarán en Realicó, en un partido que puede definir el primer torneo anual de la liga norteña.
Los albos dominaron el partido con claridad, lo pudieron definir en el primer tiempo, pero no fueron precisos, se complicaron y finalmente doblegaron a los parerenses por la jerarquía de sus individualidades y un «plantel largo» que le permite a Leguizamón ensayar variantes de acuerdo a la marcha de los partidos.
Los castenses comenzaron insinuando que pretendían quedarse con los tres puntos, para ir a Realicó con expectativas. Inicialmente Palma probó de media distancia y pasó cerca del palo derecho de Alomo. Pero, a los 14 minutos, Racing Club ya se puso en ventaja. Varios toques «de primera» en ofensiva, para que el balón le quede a Palma, y el rosarino sacó un remate rasante que se metió en el palo izquierdo de Alomo para fijar el 1 a 0.
El albo tuvo el balón, y la iniciativa. Pero, Agrario no se amilanó ante un rival que tiene mayores expectativas en esta competencia. Pudo empatar por intermedio de Rojas, pero el
mediocampista definió desviado en la última posibilidad que tuvo el visitante en el primer acto.
Los locales pudieron comenzar a definir el partido antes de irse al descanso. Inicialmente el defensor Marconetto sacó sobre la línea de gol una definición impecable de Caser «por arriba» de Alomo. Y después Alomo -una de las figuras del partido- le sacó un exquisito tiro libre a Rolheiser que se metía en el palo derecho, y en el rebote Galarraga remató por arriba del travesaño, cuando tenía el arco a su merced.

Entretenido.
El complemento tuvo varios ingredientes. Algunas jugadas interesantes, tensión, protestas y goles. Continúo dominando el local, pero no podía estirar la diferencia y se terminó complicando.
Inicialmente un remate de Similán que Alomo alcanzó a despejar con un pie, la pelota pegó en el palo y salió por la línea de fondo. Un pase de Caser -quizás el más desequilibrante y parejo de los 90 minutos- que Claro recibió en el área y de media vuelta definió por arriba del horizontal; y después Palma ingresó por el centro del área y definió despejando cuando Alomo estaba fuera de juego, entre las jugadas de los primeros minutos que generaron los locales.
A los 14 minutos un defensor derribó a Similán dentro del área, pero el árbitro Reinoso cobró tiro libre fuera del área. El juez de línea lo llamó y le indicó que había sido dentro del área y correspondía sancionar penal. Reinoso marcó el punto de penal y los jugadores visitantes se fueron encima suyo para protestar el fallo. Ahí se ganó la tarjeta roja el mediocampista Nicolás Sosa, y los dirigidos por Scrimaglia encima se quedaban como uno menos dentro del campo de juego.
Parecía que estaba todo definido para los locales. Pero el fútbol es impredecible. El arquero Alomo le contuvo el penal al delantero Hernán Claro. Y un minuto después, a los 17, Pablo García de tiro libre estableció el empate, con un tremendo zurdazo que impactó en el segundo palo de Dagorret y se metió en el arco local.
Ahí comenzó la desesperación racinguista. Leguizamón mandó a la cancha a Díaz y Suzán, y sacó a Similán y Galarraga. Y los cambios, con el transcurrir de los minutos, le dieron resultados.
Inicialmente los albos no podían convertir. Pero, a los 31 minutos, llegó el tanto racinguista. El recién ingresado Silvio Suzán recibió en el área y definió al primer palo de Alomo, para colocar el 2 a 1. La jugada previa fue una exquisita jugada de toque y toque desde mitad de cancha hasta el área visitante, que terminó con un centro de Caser para Claro y este último habilitó a Suzán.
Y a los 36 quedó definido el partido. Nuevamente hubo toqueteo entre los albos, hasta que el balón quedó en los pies de Suzán, que eludió a Alomo y definió para colocar el 3 a 1.