Racing ganó y sigue firme en su camino

SUPERLIGA: GIMNASIA VENCIO A INDEPENDIENTE EN EL BOSQUE PLATENSE

El puntero de la Superliga, Racing Club, venció ayer con lo justo a Estudiantes La Plata por 1 a 0, con gol de Darío Cvitanich, y afianzó su paso hacia el título de la Superliga a falta de cuatro fechas, ya con la clasificación a la Copa Libertadores 2020 consumada.
El tercer éxito consecutivo le permitió a Racing sacar seis puntos de ventaja sobre el escolta Defensa y Justicia, que hoy enfrentará como visitante a Aldosivi de Mar del Plata.
Con oficio, Racing sacó adelante un compromiso que resultó parejo, porque a pesar de que Estudiantes atraviesa una crisis futbolística, con entrenador interino incluido, vendió cara la derrota.
El club de Avellenada se apoyó en el trabajo de Marcelo Díaz y la movilidad de Neri Cardozo y Guillermo Fernández para imponer presencia en el mediocampo. Ambos se ofrecieron como nexos con los delanteros y volantes externos.
El equipo de Coudet no tuvo un juego fluido, pero presionó a su rival y generó peligro con un remate de Díaz, otro de Lisandro López y el mano a mano que Mariano Andújar le ganó a Cvitanich.
De repente, el Cilindro se enmudeció con el disparo de Castro, que dio en el palo ante un arquero Arias sorprendido, quien observó cómo la pelota recorrió la línea, pero no ingresó.
La respuesta llegó rápido para Racing, dos minutos después, con una buena acción de Cvitanich, la figura de la cancha, cuando realizó un buen control del balón y definió cruzado ante Andújar.
Estudiantes buscó salir de la presión de Racing en el segundo tiempo con más ganas que fútbol. El equipo de Pablo Quatrocchi (le dejará este puesto de reemplazante circunstancial del despedido Leandro Benítez a Gabriel Milito) insinuó una mejoría en los primeros instantes, pero perdió presencia poco a poco.
Racing recuperó la pelota con Matías Zaracho, quien se mostró más activo que en la primera etapa. “Licha” López tuvo el segundo grito de la noche, pero su disparo pegó en la parte externa de la red luego de la habilitación de Cardozo, y un remate de “Pol” Fernández pasó muy cerca del palo derecho.
El “Pincha” generó su situación más peligrosa con la definición cruzada de Lucas Albertengo que encontró las manos firmes del arquero Gabriel Arias, un pilar en la campaña exitosa del puntero del campeonato.
Racing no pasó sobresaltos ante Estudiantes y cuando Facundo Tello pitó el final del partido, el hincha que colmó el Cilindro cantó por el equipo que avanza con a paso firme camino al título y se olvidó muy rápido de la eliminación en la Copa Sudamericana a manos de Corinthians, de Brasil.

Perdió Independiente.
Independiente cayó anoche ante Gimnasia, en La Plata, por 1 a 0, y se le complicó la clasificación para la Copa Libertadores y la Sudamericana 2020. Lorenzo Faravelli fue el autor del gol del triunfo a los 6 minutos del segundo tiempo.
Después de haber perdido el clásico con Racing Club, Independiente recibió anoche otro cachetazo. El Rojo acumuló su tercer encuentro consecutivo sin victorias y se aleja de la zona de clasificación a las copas internacionales de 2020.
El Lobo volvió al triunfo por un gol de Lorenzo Faravelli, en un momento clave para tomar aire en los Promedios y llegar entonado al enfrentamiento del próximo fin de semana ante Estudiantes.
Primeros minutos positivos de Gimnasia ante un Independiente que no pudo hacer pie. La pegada del paraguayo Ayala fue la mejor arma del local y a los 3 minutos salvó el arquero uruguayo Campaña ante un tiro libre del ex jugador de Lanús.
A Independiente le costó bastante el tema de la generación porque Benítez no entró en sintonía con el guaraní Domínguez ni con Romero. La única de riesgo del visitante se dio a los 44, con una definición de Benítez que salvó Martín Arias y pegó en el poste.
En el complemento, el local intentó con sus limitaciones y encontró el gol con un derechazo esquinado de Faravelli, quien capitalizó un rebote en la puerta del área.
Independiente dependió de alguna genialidad de Benítez y Gimnasia estuvo muy cerca del segundo a los 29, con una salvada de Franco ante Comba, cuando el mediocampista definía con el arco de frente. El visitante no reaccionó y se fue del Bosque con una preocupante actuación.

Ganó Talleres.
También ayer, Talleres se sobrepuso a la reciente eliminación de la Copa Libertadores a manos de Palestino de Chile y al inesperado retiro de Pablo Guiñazú, tras derrotar a un pálido Colón de Santa Fe por 2 a 0, al cabo de un discreto encuentro disputado en el estadio “Mario Alberto Kempes”.
Juan Cruz Komar, a los 42 minutos de la primera etapa, inauguró el score para el conjunto cordobés, mientras que el colombiano Dayro Moreno, mediante un penal a los 12 del complemento, aumentó las cifras.
Un Talleres que por momentos pareció jugar a su antojo y que encontró en Andrés Cubas al reemplazante ideal del emblemático Guiñazú, dio una firme muestra de carácter aunque es justo consignar que halló en la endeblez de su rival a un aliado incondicional para enderezar su rumbo.

Triunfo de Patronato.
En el otro partido, Patronato venció 1 a 0 a Huracán en Paraná. Con gol de pelota parada, su mejor arma, el Patrón logró salir de la zona de descenso.
Con gol de cabeza de Federico Bravo a los 10 del segundo tiempo, Patronato cortó una racha de tres partidos sin ganar y quedó con un promedio de 1,115, por encima de San Martín de San Juan (1.102), ahora descendiendo a la B Nacional. Además, sumó 13 goles de pelota parada, el equipo que más convirtió de esta manera en esta Superliga. (Télam y NA)