Inicio Deportes Racing no pudo ante Costa

Racing no pudo ante Costa

LIGA PAMPEANA: EL GANADOR DEL APERTURA SIGUE SIN GANAR

Racing Club y Costa Brava empataron 1-1 en el estadio La Fortaleza Alba de Eduardo Castex, por la segunda fecha del Torneo Clausura de la Liga Pampeana de Fútbol. Los albos se pusieron en ventaja por intermedio de Leonardo Rolhaiser, mientras que los piquenses empataron con un penal convertido por Kevin Leguizamón en el complemento. El árbitro Marcos Díaz expulsó, en el complemento, a los defensores costeros Maximiliano Arriola y Kevin Arrigone.
Racing Club no pudo con Costa Brava. Los Albos dominaron claramente en el primer período y tuvieron chances para cerrar el partido, pero en el complemento se replegaron, mejoró el equipo visitante y alcanzó un empate con sabor a hazaña, porque igualó el partido cuando estaba con dos jugadores en el campo de juego, por las expulsiones de dos defensores.
En los primeros minutos, Racing tuvo varias chances para desnivelar. La primera fue un desborde de Caser, donde sacó un centro que un defensor desesperadamente intentó despejar, pero el balón terminó pegando en el travesaño y salió al corner.
Y a los 10 minutos llegó el tanto castense. Una falta contra Caser -mientras estuvo en cancha fue el mejor jugador local-, que se encargó de ejecutar el mediocampista Leonardo Rolhaiser, pero el balón se desvió en la barrera y se metió en el palo derecho de Oberst.
El equipo de Leguizamón marcaba el ritmo y tenía la posesión de la pelota con destacados rendimientos de Rolhaiser y Caser, que marcaban la diferencia frente a un rival que no podía tomar las marcas.

Empate milagroso.
Los locales tuvieron varias chances -en los primeros minutos del complemento- para definir el partido. Las más claras fueron un centro de Claro que alcanzó a conectar Similán, y Suzán cabeceó incómodo con el arco solo, pero el balón salió desviado; y en la otra Oberst le tapó un «mano a mano» a Suzán para mantener la esperanza costera.
Después de los 15 minutos, Costa Brava se comenzó a adelantar y Racing no ofreció respuestas, y por momentos pareció un equipo fatigado con jugadores carentes de personalidad para sobreponerse a los tenues embates piquenses.
Las más claras de los visitantes fueron un centro atrás de Leguizamón que remató Reinoso y el balón impactó en Otero y Silimán, y los costeros reclamaron penal; y en la otra Montero sacó sobre la línea un remate de Gutiérrez, después que Dagorret despejará con los puños un centro que cayó en el área local.
En los contragolpes, que fueron muy pocos, se hacía peligroso Racing. En una jugada picó 30 metros en soledad Nahuel Díaz y cuando enfrentó al arquero Oberst no supo resolver, y el guardameta se quedó con el balón.
Encima Costa Brava sufrió dos expulsiones en dos minutos. El primer acrílico rojo fue para Maximiliano Arriola después que cargó con violencia contra el arquero Dagorret y se ganó la segunda tarjeta amarilla; y a los 36 minutos se marchó a los vestuarios el defensor Kevin Arrigone por una fuerte falta «de atrás» contra Nahuel Díaz.
Cuando parecía que todo se simplificaba para Racing Club, llegó el milagroso empate costero. A los 38 minutos el defensor Martínez Danny le cometió una falta a Reinoso en el área, y el árbitro Díaz sancionó penal; el delantero Kevin Leguizamón se encargó de la ejecución, y con un fuerte remate al palo izquierdo colocó el 1 a 1.
En los últimos minutos, Racing Club fue a buscar el arco de Oberst, pero ya no pudo cambiar la historia. El arquero piquense le tapón un «mano a mano» a Similán, y después Claro remató desviado un balón que le quedó cerca del área piquense.