Racing sumó tres puntos claves

LIGA PAMPEANA: EL ALBO SUPERO A MATIENZO DE LUIGGI

El conjunto castense derrotó por 1-0 a Matienzo, con gol de Alan Caser. Racing quedó a tres puntos de la cima en el Torneo Clausura y sigue peleando por el sexto puesto de la Tabla General.
Racing Club derrotó 1-0 a Matienzo de Luiggi en el estadio La Fortaleza Alba de Eduardo Castex, en un partido correspondiente a la séptima fecha del Torneo Clausura de la Liga Pampeana de Fútbol. El único tanto lo marcó Alan Caser a los 7 minutos del complemento. Los dos equipos terminaron con 10 jugadores, por las expulsiones de Denis Gridin en los castenses, y Marcelo Palavecino en el equipo luiggense.
Racing Club fue un justo ganador en un partido mediocre, donde el desarrollo del juego fue cortado, friccionado e impreciso. Las mejores situaciones de gol las tuvo el equipo castense, pero -como a lo largo de todo el torneo- adoleció en la definición y transformó en una de las figuras al arquero Gebruers. En el conjunto local se destacaron Calvo y Carrizo en el mediocampo y tuvieron un buen desempeño los hermanos Caser en la ofensiva.
La victoria de los castenses igualmente no le permitió ascender en la clasificación general donde lucha por la plaza para el Torneo Provincial 2017, porque también Agrario Argentino triunfó frente a Alvear FBC. (ver página 32)
El partido comenzó con rápidas acciones ofensivas racinguistas. Alan Caser habilitó el ingreso de Moyano, y Gebruers ganó el “mano a mano” despejando el balón al corner. Después García inició una jugada para habilitar el pique de Brian Caser por la izquierda, el delantero sacó un centro que fue despejado por un defensor, cuando Alan Caser ingresaba para definir.
La más clara fue una jugada colectiva que milagrosamente no terminó en gol. La iniciaron Calvo y Carrizo en el mediocampo, jugaron con Astudillo y este último descargó con Brian Caser que nuevamente desbordó por la izquierda para sacar un centro y su hermano Alan llegó forzado para conectar y el balón se fue muy cerca del segundo palo de Gebruers.

Gol del triunfo.
Los locales generaban situaciones ofensivas, y tenían el dominio del balón, frente a un rival que llegó -indudablemente- para buscar un empate, y que mostró falta de estado físico para “aguantar” el partido.
A los 7 minutos del complemento llegó el único tanto del partido. Un corner donde hubo tres cabezazos en el área, y la vieja formula no falló. La bajó Brower de Konig, cabeceó García y apareció Alan Caser para conectar el último cabezazo que empujó el balón dentro del arco visitante.
La diferencia pudo ser mayor. Porque los visitantes acusaron el golpe anímico, y empezaron a desordenarse en las distintas líneas. Alan Caser estrelló un tiro en el travesaño; el arquero Gebruers tapó algunos “manos a manos”; y hubo algunos tiros de media distancia que pasaron cerca del arco visitante, donde el más claro estuvo en los pies de García.
A los 36 minutos, se fue expulsado Gridín por doble amonestación; y sobre el cierre lo siguió Palavecino que vio el acrílico rojo por juego brusco.
Racing sufrió demasiado para ganar un partido donde dominó claramente durante los 90 minutos, y cuando restan cuatro fechas sigue dando lucha para ver si puede finalmente llegar al sexto escalón para llegar al torneo interligas del año próximo.

Compartir