Ramón Díaz pegó el portazo

El técnico más ganador en la historia del River, Ramón Díaz, decidió ponerle punto final a su tercer ciclo en el club al renunciar ayer sorpresivamente a la conducción técnica del plantel profesional. La dimisión del entrenador ocurrió poco después del mediodía, tras mantener una reunión con el presidente Rodolfo D’Onofrio.
El riojano habría pegado el portazo en desacuerdo a la política de recortes que procuraba implementar en el corto plazo la actual conducción del club, que había anunciado la necesidad de tener que desprenderse de varios de los integrantes del River campeón. “Ustedes nunca me quisieron. Ahora pueden traer al técnico que siempre quisieron”, le habría dicho el Pelado a D’Onofrio minutos antes de dejar la oficina del presidente y retirarse del club por una puerta lateral.
De todas maneras, los dirigentes anunciaron luego que el DT se fue “en buenos términos” de la institución. D’Onofrio sólo se limitó a decir que estaba “sorprendido” por la renuncia del entrenador. “Ramón nos manifestó sus ganas de irse. No dejó que le hablemos de lo que viene. No lo esperábamos, estoy sorprendido”, explicó en un breve contacto con la prensa.
El presidente del club aclaró que la reunión se llevó a cabo en “excelentes términos”, en la que el riojano destacó estar “muy feliz por llegar a los objetivos”, pero que tenía “tomada la decisión” de no continuar. De la reunión participaron, además, Matías Patanian, vicepresidente primero de la entidad; Enzo Francescoli, secretario técnico; Emiliano Díaz, hijo y ayudante de campo del entrenador, y el representante de Ramón Díaz, Adrián Castellano.
Hoy, Ramón pasará a saludar a sus ex dirigidos durante la práctica que efectuará el plantel en el estadio Monumental, tras lo cual dará una conferencia de prensa desde las 17.
Mientas tanto, se informó que Gustavo Zapata y su cuerpo técnico asumirán de manera interina la conducción del plantel profesional en el próximo compromiso, el sábado venidero en el superclásico frente a Boca Juniors, a llevarse a cabo en el estadio Azteca de México.
Así, aunque parezca increíble, la historia se volvió a repetir: el entrenador más ganador de la historia de River se fue campeón del conjunto “millonario”, como sucediera en el 2000 cuando el club era presidido por David Pintado y también había logrado el título.
En ese marco, y tras 544 días de gestión, Díaz le puso punto final a su tercer ciclo en el club de sus amores, lapso durante el cual ganó el torneo Final 2014, la Copa Campeonato, y clasificó al equipo a las Copas Libertadores 2015 y Sudamericana 2014. (NA y Télam)

Gallardo picó en punta
Marcelo Gallardo es el entrenador que largó delante de todos en la carrera por la sucesión del renunciante Ramón Díaz en el banco de suplentes de River Plate. En la lista de probables reemplazantes, aunque un poco más relegados, aparecieron también otros dos ex futbolistas de la institución: Hernán Crespo y el uruguayo Juan Ramón Carrasco.
Con Ricardo Gareca recientemente vinculado con Palmeiras de Brasil y Gerardo Martino con pocas chances de aceptar una oferta de River o de cualquier otro club tras su paso por Barcelona, a aquellos tres nombres se redujo la lista de candidatos el mismo día en que el técnico riojano presentó sorpresivamente su dimisión.
Gallardo, quien acumula una sola experiencia como técnico en Nacional de Uruguay, donde se consagró campeón local tras su retiro como futbolista, parece encabezar la lista de candidatos luego de un breve coqueteo para suceder a Reinaldo Merlo en Racing Club. (DyN)