Real Madrid tiene “Angel”

Real Madrid, con una gran tarea de Angel Di María, se consagró campeón de la Liga de Campeones de Europa, por décima vez en su historia, tras golear 4-1, en tiempo extra, al Atlético de Madrid de Diego Simeone, en el Estadio Da Luz de Lisboa.
El Atlético, reciente campeón de la Liga española, se puso en ventaja con un gol del uruguayo Diego Godín a los 36 minutos del primer tiempo, de cabeza, tras un error en la salida del experimentado arquero Iker Casillas.
El resultado se mantuvo hasta los minutos de descuento, puesto que recién a los 47 del complemento logró igualar Sergio Ramos, para mandar la final al suplementario. Y en el tiempo extra el Real lo ganó de la mano de Di María, gestor del gol de Gareth Bale; mientras que Marcelo y Cristiano Ronaldo, de penal, decoraron el resultado.
El Real Madrid no jugaba una final de Liga de Campeones desde el año 2002, cuando obtuvo la novena frente al Bayern Leverkusen, 2-1, con el recordado gol de Zinedine Zidane, quien ayer fue el ayudante de campo del técnico italiano Carlo Ancelotti.
Justamente Ancelotti se convirtió en el segundo entrenador de la historia en ganar tres Ligas de Campeones de Europa (antes había festejado en 2003 y 2007 con Milan), igualando lo hecho por Bob Paisley, quien lo logró con Liverpool en 1977, 1978 y 1981.
La última vez que Atlético Madrid había disputado una final de Liga de Campeones fue en 1974, cuando cayó 4-0 ante Bayern Munich, con conducción técnica de otro argentino, Juan Carlos Lorenzo.
El equipo ‘colchonero’ supo marcar la diferencia con inteligencia en el comienzo al aprovechar las situaciones que tuvo, en contraposición al conjunto ‘merengue’, que malogró las propias con un rendimiento bajo de Cristiano Ronaldo. Más tarde las acciones cambiarían, porque en el segundo tiempo extra Real Madrid encontró los goles que no pudo marcar en el comienzo y rubricó una victoria merecida, con una descollante actuación de Di María.
El portugués Ronaldo se alzó, con el tanto de ayer, como el máximo goleador de la historia en una edición de Liga de Campeones de Europa, con 17 goles. Además, cuenta con una excelente racha goleadora por torneos europeos, 37 goles en 29 partidos jugados.

Sin lágrimas.
“Hay amargura por no haber llegado al objetivo, pero tristeza no”, dijo Simeone tras el partido, en el que fue expulsado sobre el final luego de un entredicho con el defensor francés Varane, quien lo habría cargado al consumarse la goleada del Real Madrid.
“Dicen que ganar es lo único, pero este aplauso y el apoyo de la gente te hacen ver que no existe solo esa parte. Cuando terminás como terminaron ellos, con la cabeza arriba, no merece una lágrima”, señaló el “Cholo”, al ser recibido con aplausos en la conferencia de prensa.
“Nos vamos con la tranquilidad de haber dejado todo; eso nos engrandece, la posibilidad de seguir creciendo y seguir compitiendo. Los demás ya saben que el Atlético de Madrid compite”, dijo pensando en el futuro. Y cerró: “Que (los hinchas) estén orgullosos de la extraordinaria temporada del Atlético. Hay que seguir molestando la temporada que viene”.

El mejor.
El argentino Angel Di María fue elegido como el mejor jugador de la final de la Liga de Campeones que ganó el Real Madrid. El rosarino, casi imparable durante todo el encuentro, fue clave al protagonizar una gran jugada que terminó en el 2-1 para su equipo, en tiempo suplementario. “Siento un alivio increíble. No se puede creer lo que logramos este año. Fue espectacular y merecido. Es una alegría muy grande haber conseguido mi primera Champions y la décima del club”, sintetizó Angelito, que terminó festejando con la bandera argentina.