Ríos retuvo el título Latino

TRIUNFO DEL "TERRIBLE" EN COMODORO RIVADAVIA

El boxeador oriundo de Parera venció por nocaut técnico en un final con polémica al local Nicolás López y conservó la corona supermediana del CMB. Además, Soloppi, el puntano radicado en Santa Rosa, perdió por puntos ante Cusolito en Zárate.
El boxeador pampeano Martín Fidel Ríos retuvo por primera vez el título Latino supermediano del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), al derrotar por nocaut técnico en el cuarto round al retador local Nicolás Darío López, en un combate que se disputó en la ciudad de Comodoro Rivadavia, provincia de Chubut.
La velada se desarrolló el viernes por la noche en el Gimnasio Municipal, donde además le brindaron un reconocimiento al ex campeón argentino welter y superwelter, el local Héctor “Tigre” Saldivia, que recientemente anunció su retiro de la actividad.
El “Terrible” Ríos, oriundo de Parera, logró retener su corona en un final confuso, porque cuando transcurría el cuarto capítulo de la pelea central de la noche, conectó un golpe para la polémica, casi al filo del reglamento, que dejó a López confundido, sin reacción y sin poder continuar. En ese momento hubo cuestionamientos al árbitro Angel Zabala y hasta algunos proyectiles que volaron en señal de protesta.
De todas maneras, el “Terrible” fue proclamado ganador por nocaut técnico y se quedó con el cinturón a pesar de los reclamos, informó la página local Piñas del Sur.

Perdió Soloppi.
Por otra parte, el púgil zarateño Emanuel Cusolito conservó el título sudamericano de los supergallos, al vencer ajustadamente por puntos en 12 rounds en fallo mayoritario al puntano radicado en La Pampa, Guillermo Soloppi, en una pelea que se disputó en el Club Náutico de Zárate.
El jurado falló el pleito con estos guarismos: Ramón Cerdán (114-113) y Manuel Véliz (116-112,5) vieron ganar a Cusolito, mientras que Javier Geido puntuó 115,5-114 para Soloppi.
El referí le descontó un punto en el octavo asalto a Soloppi por usar la cabeza en forma antirreglamentaria en reiteradas ocasiones.

Agresiones.
Además, el tucumano Luis Carlos “Potro” Abregú sufrió una derrota por nocaut técnico en el tercer round ante el misionero Juan Carlos Pedrozo, en un combate que se disputó en el Complejo Deportivo “Nicolás Vitali” de la ciudad de Salta.
En un final bochornoso, Abregú que volvía a combatir tras una inactividad de 22 meses y medio, fue sorprendido por el misionero Pedrozo que le propinó un duro castigo en el tercer capítulo al derribarlo en tres oportunidades y el árbitro marcó el final.
Tras el nocaut técnico bien decretado por el árbitro, un grupo de allegados al púgil Abregú invadió el cuadrilátero y uno de ellos agredió al misionero Pedrozo que en forma correcta no devolvió la agresión.

Compartir