River ganó y dio un gran paso

OCTAVOS DE FINAL DE LA COPA LIBERTADORES DE AMERICA

Con efectividad para golpear y la seguridad de su arquero cuando se le venía el rival, River venció anoche 2-0 a Guaraní en el estadio Defensores del Chaco y quedó a un paso de los cuartos de final de la Copa Libertadores.
El marcador lo abrió Ignacio Scocco, a los 36 minutos del primer tiempo, tras ejecutar un tiro libre que se desvió en la barrera y le complicó la vida al arquero Aguilar, mientras que el ingresado Marcelo Larrondo, de cabeza y a los 42 del complemento, amplió la cuenta.
Sin brillar, se vio a un combativo River que supo pegar en los momentos adecuados y, cuando el adversario se le venía encima, mostró a un Augusto Batalla para taparle una situación clara con el pie a Epifanio García.
Con este resultado, el equipo argentino quedó muy bien parado de cara a la revancha que se disputará el 8 de agosto en el estadio Monumental.
La suerte, además, estuvo del lado de River: Scocco ejecutó un tiro libre que parecía no llevar peligro, pero un desvío en la barrera hizo que Aguilar quedara mal acomodado y no llegara a salvar.
A partir de este tanto, se vio lo mejor del local, con un crecimiento de la mano de Bogarín, de buena gambeta y pase preciso en la mitad de la cancha.
En el complemento, Guaraní adoptó una postura más agresiva a la hora de ir a buscar el juego, aun sin ser claro, ante un River que esperó agazapado para salir de contragolpe.
Y cuando parecía que la victoria iba a ser por la mínima diferencia, un tiro libre de “Pity” Martínez encontró muy solo a Larrondo para que el delantero convirtiera y prácticamente selle la serie.

Perdió Godoy Cruz.
Por otra parte, Godoy Cruz no pudo ante la superioridad de Gremio de Porto Alegre y perdió 1-0 anoche en Mendoza, en otro de los partidos de ida de octavos de final de la Copa Libertadores de América. El gol del vencedor fue señalado por Ramiro Benetti a los 48 segundos de iniciado el juego en el estadio Malvinas Argentinas, donde una muchedumbre acompañó estoicamente bajo la intensa lluvia al equipo tombino, mientras que un centenar de brasileños lo hicieron por el de Porto Alegre.
En rápida jugada Gremio se puso en ventaja como para despabilarlo a Godoy Cruz, cuyos defensores “durmieron” ante la veloz acción de Pedro Rocha por izquierda, arrastrando marcas y poniendo un preciso centro bajo para la entrada franca de Benetti, que definió sin inconvenientes.
Esto le permitió al equipo brasileño posicionarse mejor en el campo de juego ante una intensa lluvia, por lo que pasó a ser amplio dominador de las acciones, generando otras situaciones peligrosas bien resultas por al arquero Rodrigo Rey.
En el segundo período, dentro de un desarrollo equilibrado e intenso se generaron jugadas emotivas por ambos lados, con Gremio contraatacando al aprovechar el adelantamiento de Godoy Cruz en busca del empate. El que estuvo más cerca para el gol fue el conjunto cuyano y por ende para igualar con un par de llegadas.
Finalmente resultó infructuoso el empeño de Godoy Cruz para cambiar el resultado de este partido histórico que significó su primera participación en unos octavos de final de Libertadores, frente a la mayor jerarquía del oponente.
Ahora deberá redoblar el esfuerzo para ganar en el partido revancha con Gremio, a jugarse el miércoles 9 de agosto próximo, a las 19.15, en el estadio Arena do Gremio de Porto Alegre, Brasil, para avanzar a los cuartos de final. (Télam)

Antidoping para todos
Todo el plantel de River Plate fue sometido anoche al control antidóping tras el partido con Guaraní, a raíz de los dos casos positivos registrados en encuentros previos por los defensores Lucas Martínez Quarta y Camilo Mayada. La Conmebol tomó esta decisión ateniéndose a la reglamentación vigente, que indica que “si más de un jugador de un equipo ha dado positivo, se realizarán controles dirigidos de todos los jugadores”, con el objetivo de “detectar el dopaje sistemático en un equipo”.