River no pudo ganar y Boca respira

ROSARIO CENTRAL SE HIZO FUERTE EN EL MONUMENTAL Y CONSIGUIO UN EMPATE

El Millonario igualó sin goles con el Canalla y desperdició una buena chance para transformarse en potencial puntero. Los de Gallardo, que el miércoles se pondrán al día ante Atlético Tucumán, quedaron a cuatro del único líder.
River Plate no encontró ayer la manera de vencer a Rosario Central, en el empate sin goles en el Monumental válido por la 26ta. fecha del Campeonato de Primera División, y dejó pasar una gran chance de descontarle puntos al líder Boca. Con esta igualdad, River, que aun debe un partido (el miércoles se pondrá al día ante Atlético Tucumán), alcanzó los 49 puntos y continua a cuatro de Boca (53) a falta de cuatro fechas para el final del certamen.
El equipo de Marcelo Gallardo chocó una y otra vez con el equipo rosarino que, bien parado en la cancha, rápido y con despliegue, con Javier Pinola como estandarte en la última línea, cortó los circuitos de fútbol del local.
El partido fue cerrado, discreto y disputado hasta la última pelota, mientras de fondo, los hinchas en el Monumental exhibieron impaciencia con el correr de los minutos.
Central no dejó jugar a River, que sufrió la mala tardea de Ignacio Fernández, su máximo gestor de juego. A su vez, el Canalla cerró las proyecciones de Jorge Moreira y Camilo Mayada.
La primera parte fue pareja, con pocos remates a los arcos, y las jugadas más peligrosas las produjo Central con una posibilidad de Teo Gutiérrez que contuvo Batalla y el intento seguido de Marco Ruben que atrapó el arquero de River luego del rebote en Maidana.
River mejoró en el segundo tiempo cuando generó las ocasiones más claras del partido y Central bajó su intensidad en la concentración: un disparo de Driussi pegó en el poste derecho; una definición de Alario en el área que fue desviada por Rodríguez y un cabezazo de Driussi que pasó a centímetros del segundo palo.
Rosario Central esperó en su campo, jugando con la ansiedad de River, a la espera de un contraataque que nunca salió.
El equipo rosarino se conformó con la igualdad y River, sin el brillo ni la claridad de otros partidos, observó cómo los minutos se fueron como agua sin la chance de descontarle a Boca, que empató el sábado con Huracán, en el tramo final del campeonato.
El próximo paso de River será el cumplimiento del postergado ante Atlético Tucumán como visitante que se hará efectivo el miércoles, pero con varios problemas ya que no contará con Maidana (llegó a la quinta amarilla), mientras que Alario y Moreira (venían jugando por el artículo 225) deberían cumplir una fecha de suspensión.

El resto.
En otro de los partidos de ayer, Lanús venció 2-0 a Arsenal con goles del delantero Germán Denis a los 36 y 48 minutos de la segunda etapa. El Granate consiguió su segunda victoria consecutiva; en tanto que Arsenal se mantiene en el último lugar de la tabla y a un paso de entrar en zona de descenso.
También ayer, Talleres de Córdoba venció 2-1 a Atlético Tucumán y se ilusiona con entrar a la Copa Sudamericana. Los goles del equipo cordobés fueron anotados por Sebastián Palacios y Leonardo Gil; mientras que Cristian Menéndez había logrado el empate transitorio para el visitante.
Además, Defensa y Justicia, al mando de Sebastián Beccacece (futuro integrante del cuerpo técnico del seleccionado), venció a Tigre por 1-0 con gol de Andrés Ríos y se metió en zona de clasificación a la Copa Sudamericana.
Por su parte, Belgrano superó como visitante a Atlético de Rafaela 2 a 1 y complicó aún más el equipo santafesino en los promedios del descenso. Fernando Luna abrió el marcador para el local y Belgrano lo dio vuelta con goles de Federico Lértora y Mariano Barbieri.
Finalmente, Godoy Cruz de Mendoza venció a Patronato de Paraná como visitante por 3 a 0, con tantos de Juan Fernando Garro, Gastón Giménez y Marcelo Benítez.