River se metió en cuartos

COPA ARGENTINA: EL MILLONARIO ELIMINO A PLATENSE

River Plate, el vigente bicampeón del torneo, pudo destrabar anoche el partido en el segundo tiempo con dos penales y venció 2-0 a Platense para avanzar a los cuartos de final de la Copa Argentina.
Los delanteros Lucas Pratto e Ignacio Scocco, ambos desde la “pena máxima”, anotaron los tantos del equipo de Marcelo Gallardo, que el sábado recibirá a San Martín de San Juan por la quinta fecha de la Superliga.
El rival de River en cuartos de final de Copa Argentina será el ganador del duelo que protagonizarán Atlético de Rafaela y Sarmiento de Chaco.
Platense, conjunto del Nacional B, hizo un digno partido y tuvo la desgracia de la grave lesión de tobillo de Facundo Curuchet.
En el primer tiempo River no encontró los caminos para lastimar a Platense y apenas mostró chispazos y movimientos de sus volantes. Muy poco del uruguayo De La Cruz, quien nunca estuvo en sintonía con sus compañeros.
A los 30 segundos, River estuvo cerca, con un centro desde la izquierda de Casco y un cabezazo de Pratto a las manos del arquero De Olivera.
Platense estuvo ordenado en su campo y cuando pudo avanzó por la derecha, tratando de desequilibrar a la espalda de Casco. La mejor del “Calamar” se dio a los 6, con un remate desviado de Vega, tras una mala salida de Ponzio.
El partido se jugó lejos de los arcos y en ese contexto el más favorecido fue Platense, que defendió con valentía. River volvió a llegar recién a los 40, con un mano mano que De Olivera le tapó al colombiano Santos Borré.

Dos penales.
En el comienzo del complemento, River encontró más espacios y a los 11 el juvenil Ferreira intentó con un disparo que salió cerca del poste derecho. Tres más tarde, el ingresado Fernández conectó un centro de Casco y se fue apenas desviado.
Ya era el momento más favorable de River, que a los 16 tuvo una escapada de Santos Borré por derecha y Bocchino le cometió penal. De la infracción se hizo cargo Pratto, quien con un derechazo a un costado de De Olivera anotó la conquista.
El segundo se gestó pasada la media hora, con una mano de Iribarren dentro de su área, luego de un enganche de Scocco. El mismo delantero ejecutó el penal y con un bombazo estiró la brecha.