Rosberg es campeón mundial

FINALIZO LA TEMPORADA DE FORMULA 1 EN ABU DHABI

El alemán Nico Rosberg, con Mercedes, consiguió ayer la segunda colocación en el Gran Premio de Emiratos Árabes Unidos disputado en el circuito de Yas Marina en Abu Dhabi y se consagró nuevo campeón de la Fórmula 1, arribando por detrás de su compañero, el inglés Lewis Hamilton, a quien no le alcanzó un sprint de cuatro victorias en hilera en el Mundial de Conductores.
Finalizado el certamen, el piloto germano, de 31 años, acumuló un total de 385 puntos, con lo que aventajó al campeón de las ediciones 2014 y 2015 por apenas cinco unidades.
Rosberg, que había sido subcampeón en los dos últimos certámenes ganados por el británico, obtuvo similar galardón que su padre, el finlandés Keke, quien se coronó en 1982, con una máquina del equipo Williams.
“Esto es surrealista”, celebró Rosberg en el podio tras ser saludado por Hamilton. “Estoy muy orgulloso. He logrado lo mismo que mi padre. Él estará aquí en media hora, así que estoy muy entusiasmado de verlo”, advirtió el flamante campeón mundial, según reprodujo un cable de la agencia Dpa.
En el marco de una competencia atractiva hasta el final, Hamilton, que sumó su décimo triunfo en la temporada, ganó con un tiempo total de 1h. 38m. 04s. 013/1000 para recorrer las 55 vueltas al trazado. Segundo, a apenas 439 milésimas, llegó el alemán Rosberg, mientras que tercero se clasificó su compatriota Sebastian Vettel (Ferrari), a 843/1000.

La carrera.
Los dos Mercedes tuvieron una largada limpia y picaron en punta. El holandés Verstappen, de quien Hamilton necesitaba una buena actuación para tener posibilidades, hizo un trompo en la partida, pero rápidamente fue escalando posiciones.
Sin embargo, ni los Red Bull ni las Ferrari consiguieron meterse entre los Mercedes. El alemán Vettel trepó hasta el tercer puesto con su Ferrari, por delante de los Red Bull de Verstappen y Ricciardo.
El tetracampeón mundial Vettel presionó pero no logró desestabilizar a Rosberg, que conservó la segunda posición y con ello se garantizó ceñirse la corona mundial.
El piloto nacido en Wiesbaden se convirtió en el tercer alemán campeón de la Fórmula 1, después de Michael Schumacher (7) y Vettel (4).
Posiciones finales del Mundial de Conductores: Rosberg 385 puntos; Hamilton 380; Ricciardo 256; Vettel 212; Verstappen 204; Raikkonen 186; Pérez 101; Valteri Bottas 85; Hulkenberg 72; Alonso 54.
Mundial de Constructores: Mercedes 765 puntos; Red Bull 468; Ferrari 398; Force India 173; Williams 138; McLaren 76; Toro Rosso 63; Haas 29; Renault 8; Sauber 2; Manor 1.

Un gran piloto.
De esa manera, Rosberg demostró a Bernie Ecclestone, el promotor histórico de la competición, que hay otros grandes pilotos en el paddock y que es más que el segundón de Mercedes, ganando un título en el que ha demostrado estar a la altura de la estrella de la competición.
Su padre Keke, el finlandés con bigote, sólo necesitó ganar una carrera para proclamarse campeón mundial en 1982 con un Williams. Luego ganó otras cuatro entre 1983 y 1985. Nico ya lo ha hecho mucho mejor, sumando 23 victorias desde 2012, 9 de ellas este año.
El hijo de Keke también adquirió el nivel de confianza necesario. Estas últimas semanas se ha mostrado muy sereno y relajado, cuando Hamilton intentaba en vano desestabilizarlo. No cayó en las trampas mediáticas y ha logrado gestionar mejor su comunicación, sobre todo en las redes sociales, donde Hamilton también es un referente.
Poco a poco fue haciendo su camino en la Fórmula 1. Ganó tres veces consecutivas en el mítico Gran Premio de Mónaco y este año añadió otros tres monumentos: Spa-Francorchamps, Monza y Suzuka. En silencio se fue transformando en un gran piloto y finalmente cumplió su sueño en Abu Dabi. (NA)

Compartir