Ruggiero conquistó su primera victoria

UNA MULTITUD EN EL TURISMO CARRETERA EN EL AUTODROMO DE TOAY

Alan Ruggiero, con Torino, se dio el gusto de ganar la final de Turismo Carretera disputada ayer en el Autódromo Provincia de La Pampa, ante una multitud. El podio se completó con Jonatan Castellano (Dodge) y Agustín Canapino (Chevrolet), quien quedó líder de la Copa de Oro.
El bonaerense Alan Ruggiero, a bordo de un Torino, conquistó su primera victoria en el Turismo Carretera, cuya decimosegunda fecha del año y segunda de la Copa de Oro se disputó ayer en el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay.
En una jornada con sol pleno y calurosa, más de 40 mil personas asistieron al espectáculo de Turismo Carretera y TC Pista. La final arrancó con un retraso de más de 40 minutos por culpa de la Televisión Pública, que perjudicó de sobremanera a los medios radiales que transmitieron la carrera.
En la primera serie se impuso Jonatan Castellano (Dodge), escoltado por Facundo Ardusso (Chevrolet) y Norberto Fontana (Ford); en la segunda batería, que resultó la más rápida, ganó Ruggiero, delante de Emiliano Spataro (Torino) y Mauricio Lambiris (Ford); y en la tercera triunfó Agustín Canapino (Chevrolet), superando a Guillermo Ortelli (Chevrolet) y Valentín Aguirre (Dodge).
Ruggiero prevaleció en su segunda temporada en la categoría más popular de la Argentina. El ex campeón del TC Mouras se impuso de punta a punta, estableciendo un tiempo de 38 minutos, 35 segundos y 757 milésimas para completar las 30 vueltas al trazado de 4.148,4 metros de extensión, a un promedio de 193,469 kilómetros por hora. Segundo quedó Castellano, a 570, y tercero, Canapino, a 13s100.
Los diez primeros lugares se completaron con Ardusso, a 14s400, Fontana, a 18s802, Aguirre, a 26s195, Mariano Werner (Ford), a 28s001, Juan Pablo Gianini (Ford), a 32s991, Julián Santero (Dodge), a 33s486, y Mauricio Lambiris (Ford), a 33s487.
Tras los puntos obtenidos ayer, Canapino trepó al primer puesto en las posiciones de la Copa de Oro, que estaba en manos de Matías Rossi, quien si bien fue el más rápido en las clasificaciones, su actuación se fue desdibujando desde la serie y terminó undécimo en la final.
Canapino quedó con 86 puntos, escoltado por Rossi, con 81,5, Castellano, con 77,5, Werner, con 66,5, Ardusso, con 62, Lambiris, con 60,5, Nicolás Trosset (Dodge), con 56, Gianini, con 53,5, Leonel Pernía (Torino), con 41, Ortelli (Chevrolet), con 33, Juan Martín Trucco (Dodge), con 32, y Gastón Mazzacane, con 24,5.
La próxima fecha del Turismo Carretera se llevará a cabo el 28 de octubre en el autódromo de la ciudad bonaerense de Olavarría.

La carrera.
Ruggiero picó en punta seguido por Castellano, quienes no tardaron en alejarse con relativa facilidad del pelotón. En el tercer puesto se ubicó Spataro, delante de Ardusso, Urcera y Mazzacane.
Promediando el cuarto giro, Pernía, que marchaba con buen ritmo, debió entrar a boxes por problemas en el motor; mientras Mazzacane, que partió desde la quinta fila, superó a Urcera y mostraba un ritmo muy similar al que estaba haciendo el puntero Ruggiero.
Mientras Ruggiero y Castellano estiraban diferencias con respecto al tercero (Spataro), Mazzacane avanzó al quinto puesto al ganarle la posición a Ardusso, que primero quiso resistir, pero que después se vio superado por la velocidad del Chevrolet. Poco después, Mazzacane también dio cuenta de Canapino.
En la decimosegunda vuelta, Ruggiero marchaba primero escoltado por Castellano, Spataro, Mazzacane, Canapino, Ardusso, Urcera, Fontana y Ortelli. En esta parte de la carrera, escaseaban las maniobras emocionantes, el espectáculo se torno por momentos monótono.
En el decimoquinto giro, Mazzacane llegó a la tercera ubicación al superar a Spataro, y teniendo en cuenta el buen ritmo que llevaba, su equipo se esperanzo que fuera en busca de Castellano.
Cuando restaban poco más de cuatro giros, Castellano llegó a acercarse a Ruggiero, especialmente en el sector trabado, pero nunca pudo incomodar al líder, que continuaba marcando el ritmo de la competencia.
Mazzacane comenzó a limar diferencias con respecto a Castellano, sin embargo las esperanzas se desvanecieron al sufrir la rotura del neumático trasero derecho, y a duras penas pudo llegar 27.
Sobre el final, Canapino, que primero se vio beneficiado por la rotura de goma de Mazzacane, pudo superar a Spataro para colocarse tercero, y de esta forma cruzar la línea de llegada, detrás de Ruggiero y Castellano.

EL JOVEN QUE SIEMPRE SOÑO CON CORRER EN EL TC
“Nunca pensé ganar acá”
El joven bonaerense Alan Ruggiero confesó que nunca pensó en que podía ganar su primera carrera en el Turismo Carretera en el autódromo pampeano. Agregó que la clave de su victoria fue dar lo mejor desde la primera vuelta, y no cometer ningún error.
Alan Ruggiero llevó al Torino a lo más alto del podio al lograr ayer su primera victoria en el Turismo Carretera, en una final que dominó de punta a punta en el Autódromo Provincia de La Pampa, en Toay.
Ruggiero, que fue campeón del TC Mouras, debutó el año pasado en la máxima categoría, y ayer conquistó su primer triunfo luego de dominar la serie más rápida, que le permitió ocupar el primer lugar en la largada, y luego dominar con solidez en los 30 giros.
“Nunca pensé ganar acá, en este autódromo. Ahora tendré un cariño especial por este circuito pampeano”, dijo Ruggiero en diálogo con LA CHUECA.
Con su voz entrecortada por la emoción, el joven de 25 años elogió y agradeció el trabajo que realizó cada uno de los integrantes de su equipo y a los patrocinadores, y aseguró que corrió sumamente concentrado porque sabía que si quería ganar no podía cometer ningún error.
-Hiciste una buena largada, que fue clave.
-Estaba medio nervioso al momento de la largada, no lo puedo negar. Pero logré una buena partida, y después mantuve el ritmo.
-En algunos momentos Castellano se acercó, pero dio la sensación que siempre controlaste la carrera.
-Corrí dando lo mejor que tenía desde el primer giro. El ritmo lo fui manejando, para poder llegar con un auto entero sobre el final de la carrera. Sabía que tenía un excelente auto, y eso también me tranquilizó bastante.
-Lograste superar los malos resultados.
-Cuando a uno no le salen las cosas es duro. Los malos resultados me tiraron abajo, tuvimos que hacer un cambio y hoy estoy feliz porque dieron los resultados esperados. Todavía no puedo creer que haya ganado en el TC, una categoría que admiré siempre y que siempre soñé en poder correr.
-¿Con qué expectativas llegaste a La Pampa?
-Nunca pensé en ganar acá, en este autódromo. Si me hubieran preguntado en qué trazado podía llegar a ganar, La Pampa no estaba en la lista de los primeros cinco. A partir de ahora tendré un cariño especial por este circuito pampeano. Ahora quiero volver a este trazado.