“Sabía que iba a ser campeón”

El entrenador de Boca Juniors, Carlos Ischia, aseguró que “sabía” que su equipo se iba a consagrar campeón en el Torneo Apertura 2008, y confió que la dirigencia le adelantó que seguirá en el cargo.
“Que iba a ser campeón con Boca lo sabía, pero que River iba a salir último, no. Es una alegría enorme y somos los justos campeones”, declaró el técnico tras la derrota con Tigre 1 a 0 que significó la obtención del título 23 de AFA del Xeneize.
Además, dijo que seguirá en el cargo, aunque informó que tendrán una reunión en los próximos días para sellar el acuerdo. “Yo pienso en Boca y desde que asumió, el nuevo presidente habló mucho conmigo. Terminado el torneo, nos sentaremos a conversar sobre el contrato”, expresó el técnico, aunque aseguró que le dijeron que seguirá.
En cuanto a la final de ayer, dijo que “Tigre también merecía ser campeón” por su rendimiento. “Sabíamos que Tigre iba a ser difícil y por algo llegó a esta definición. Fui a felicitar a Diego (Cagna) por la muy buena actuación que tuvieron. Por algo ganaron el partido”, señaló el entrenador, quien dio la vuelta olímpica en el Cilindro de Avellaneda junto a los jugadores.
Además, Ischia aseguró que el triunfo en el Superclásico ante River Plate “fue fundamental” para descontarle puntos a los punteros y poder llegar a una definición histórica. “Fue un torneo parejo, en el que nos pasaron varias malas. Las lesiones de Martín (Palermo), Gabriel (Paletta) y Rodrigo (Palacio) fueron determinantes y además lo de Pedro (Pompilio). El grupo se supo reponer y desde el clásico tuvimos una gran remontada”, comentó el técnico.

El plantel.
Juan Román Riquelme, el máximo referente del plantel que ayer no pudo jugar por una suspensión, también expresó su alegría por el título. “Estamos felices por terminar campeones, era lo que queríamos. Hoy perdimos, pero nos alcanzó con el gran partido que hicimos contra San Lorenzo”, declaró. Al mismo tiempo, Riquelme volvió a respaldar al arquero Javier García, al asegurar que tiene “un gran futuro”, aunque reconoció que “tiene que aprender muchísimo”.
Tras la consagración, todos los jugadores de Boca festejaron con mucha algarabía la obtención del título, en parte porque se sacaron un gran peso de encima. “La levantada en el clásico fue fundamental, a partir de ahí descontamos muchos puntos. También fue fundamental la unión de este grupo”, destacó Morel Rodríguez. “Se lo dedicamos a Pompilio y a todos los chicos que se lesionaron”, destacó Morel, quien ayer podría haber jugado su último partido con la camiseta de Boca.
Uno de los que recién llegó y ya salió campeón con Boca es Luciano Figueroa, quien marcó algunos goles importantes y justificó sobre el final del certamen su contratación. “Gracias a Dios se nos dio. Estoy muy agradecido con la gente de Boca por haberme abierto la puerta y poder disfrutar de esto. En las finales siempre se sufre pero ahora hay que festejar”, sostuvo Figueroa. (Télam)