Sallaberry Martínez presenta el libro Dante Gariglio, la historia de un grande

Gariglio fue un brillante piloto de speedway que ganó innumerables carreras a nivel local y nacional. La historia sobre su trayectoria se encuentra en un libro que será presentado hoy en Colonia Barón.
Desde pequeño, Leandro Sallaberry Martínez escuchaba de su padre y abuelo historias de Dante Gariglio, y con el correr de los años le fue interesando la vida deportiva del piloto de speedway que dejó una huella imborrable en el motociclismo provincial.
En diciembre del 2002, a meses del fallecimiento de Gariglio, Sallaberry Martínez decide escribir la vida deportiva del corredor, cuyo trabajo final fue un libro que será presentado hoy a las 19.00 en la Escuela 238 de Colonia Barón.
“Siempre digo que soy un lector más de la vida de Gariglio porque no lo vi correr”, dijo el joven escritor de Barón, que a los 24 años cursa la carrera de Comunicación Social en la ciudad de Córdoba.
-A medida que fuiste investigando la vida de Gariglio, ¿con qué te encontraste?
-Con una persona sumamente apasionada por el speedway. Con un piloto que debutó por casualidad un 25 de mayo de 1957 con una moto prestada. Casualmente por esta fecha es que este domingo, a 51 años de su debut, se corre una carrera en nuestra localidad.
-¿Gariglio cuándo dejó de correr?
-Su última carrera profesional fue en 1985, aunque después participó de algunas pruebas sueltas. También incursionó en el kárting y como jugador de fútbol. Fue el primer campeón Pampeano de motociclismo en 1960. Existe un antes y un después de la llegada de Gariglio al motociclismo.
-Se dice que llegó a probar un auto de carrera.
-Es cierto, fue en General Acha, antes de convertirse en piloto de speedway. Lo que pude rescatar es que cuando se bajó del auto dijo que no era lo que quería.
-¿Qué hazañas recordás?
-Las hazañas de Gariglio son muchas. En una carrera en 9 de Julio, en 1969, se le rompe la moto. Entonces el “Yoyo” Maldonado lo lleva a su taller y le dice que elija una moto. Lo que no imaginó Maldonado fue que después Gariglio lo iba a derrotar en la pista. Otro hazaña fue cuando ganó con medio manubrio.
-¿Es verdad que triunfó con la misma moto en distintas categorías?
-En el II Gran Premio Internacional de Motociclismo, que se corrió en 1961 en Uruguay, Gariglio primero se impuso en 175 cc, y con la misma moto ganó en 250 cc. Los organizadores no lo podían creer, y por eso no lo dejaron participar en otra carrera de mayor cilindrada.
-¿Qué parte de la historia te llamó la atención?
-La historia de Gariglio no tiene desperdicio, es muy rica. Existen anécdotas llamativas: con su moto le corrió a un avión, a un caballo, a unos perros galgo y a un Falcon Sprint. A todos les ganó.
-¿Pudiste rescatar alguna frase de Gariglio?
-Sí, hay una que es conocida por todo el pueblo. Dante siempre decía: piensa con la menta a la misma velocidad con la que corres. Lo importante es ganar.
-¿Qué se sabe del entorno de Gariglio?
-Gariglio contó con el apoyó incondicional de su padre, quien fue el que le compró su moto. También existió la gente que siempre lo acompañó, entre los que se cuentan sus amigos Sergio “Toto” Casanova, que era el mecánico, y Angel Menuet, el chofer. Yo creo que Gariglio consiguió muchos logros también por el apoyo que le brindó un grupo de personas.

Carrera de speedway.
Mañana, en el circuito de Colonia Barón, se disputará una carrera de speedway para todas las categorías.
La actividad comienza a las 11.00 con las inscripciones, para luego largar las series y finales. Se esperan pilotos de La Pampa y de distintas ciudades del país.