Sampaoli pega un “volantazo”

LA SELECCION PROBO SIN DI MARIA, BIGLIA NI ROJO

El entrenador Jorge Sampaoli decidió morir, o vivir, con la suya, y tras resignar su preferencia por la línea de tres en las últimas presentaciones de Argentina, incluido el fallido debut ante Islandia, ayer volvió a abrevar en sus fuentes ideológicas y paró un equipo con ese sistema de cara al segundo y trascendental juego del próximo jueves frente a Croacia.
Dio vueltas y más vueltas el técnico, pero al final decidió ir por todo “con la suya”, y por eso practicó en el Centro de Alto Rendimiento de Bronnitsy con solamente 13 jugadores de los que a luces saldrá el equipo titular.
La formación que paró el técnico estuvo integrada por Wilfredo Caballero; Gabriel Mercado, Nicolás Otamendi y Nicolás Tagiafico; Eduardo Salvio, Maximiliano Meza, Javier Mascherano y Marcos Acuña; Lionel Messi, Sergio Agüero y Cristian Pavón.
Posteriormente, ingresaron Giovani lo Celso por Acuña y Enzo Pérez por Meza, pasando del 3-4-3 original a un 4-4-2 parecido al que afrontó el juego ante los islandeses, con Salvio como lateral derecho y Mercado como segundo central por izquierda, una posición en la que ya Sampaoli lo utilizó en Sevilla.
De esta manera se quedaron afuera del equipo titular los históricos Marcos Rojo, Lucas Biglia y, quizá lo más fuerte, Angel Di María, aunque en definitiva los tres fueron los puntos más flojos de la selección en el debut.

Se define.
Las pruebas que realizará hoy serán definitivas, pero es un hecho el regreso de la línea de tres que utilizó durante el comienzo de su breve ciclo de apenas una docena de partidos al frente de la Selección.
Pero así como los que egresan del equipo se ganaron la salida, los que ingresan también lo hicieron adentro del campo, ya sea antes en partidos o aquí en Bronnitsy en los entrenamientos, y eso es aceptado por el grupo.
De hecho, después de un “día fatal” tras el empate con Islandia, los resultados también poco edificantes de otros candidatos como Alemania y Brasil renovaron las esperanzas de Lionel Messi y compañía.
El único que se la veía venir y no le gustó nada, al punto de escribir en su cuenta de Instagram una manifestación “para los que siguen luchando”, fue Di María.
Estas variantes “in extremis” de Sampaoli se parecen mucho también a una renovación generacional del equipo. Habrá que ver si con eso alcanza al menos para meterse entre los dos primeros del Grupo D rumbo a los octavos de final. (Télam)

Mercado y Pavón, felices
Gabriel Mercado y Cristian Pavón, dos de los recambios que presentará el seleccionado argentino en el encuentro ante Croacia, coincidieron en señalar que el rival tendrá muchas complicaciones “porque tiene buena posesión de balón”, pero a su vez se mostraron entusiasmados con debutar como titulares en una Copa del Mundo.
“La comodidad queda de lado y me voy a adaptar a lo que me pida (Jorge) Sampaoli, porque él me conoce bien de Sevilla y sabe donde le puedo rendir. Pero personalmente no tengo preferencias por una posición, sino que me remito a las necesidades del equipo”, sostuvo Mercado, que podría jugar como central.
“La verdad que todo pasa tan rápido que estoy por cumplir el sueño que tuve desde chico y casi no me acuerdo de aquellos tiempos en que lo único que quería era jugar a la pelota. Pero acá estoy entre 23 de 40 millones de argentinos y tengo que disfrutarlo, porque tengo ganas de jugar, tengo la posibilidad de hacerlo, y quizá no me toque otra vez”, analizó el ex River Plate.
En tanto el boquense Pavón coincidió con su colega en que no tiene “inconvenientes en jugar por izquierda o derecha” del ataque. “En mi club lo hago así y no tengo problemas de perfil. También considero que la exigencia con la camiseta de Boca y la de Argentina es muy similar, pero estar en un Mundial es algo bárbaro”, agregó.
“Y si bien uno se prepara día a día para este momento, también es cierto que me siento con mucha confianza para encarar y por eso me salen todas en los entrenamientos”, confió Pavón, algo que fue corroborado por su compañero de conferencia de prensa en Bronnitsy, donde por segunda vez desde que llegaron a Rusia ayer hablaron dos futbolistas. (Télam)

¿Echado o lesionado?
El atacante Nikola Kalinic abandonó ayer la concentración de Croacia en el Mundial “debido a una lesión de espalda”, según anunció su seleccionador Zlatko Dalic, aunque la prensa de su país asegura que fue echado por el técnico debido a que el delantero se habría negado a jugar unos minutos el sábado en el debut. Kalinic, jugador del Milan, no disputó ningún minuto en la victoria 2-0 sobre Nigeria y la prensa croata había publicado que, enfadado por su suplencia, se había negado a jugar los últimos instantes del partido, lo que motivaba la decisión del DT para que abandonara la concentración. (NA)