San Lorenzo goleó y sufrió

EL CICLON PASO A OCTAVOS DE FINAL DE LA COPA SUDAMERICANA

San Lorenzo de Almagro accedió anoche a los octavos de final de la Copa Sudamericana con una goleada por 4-1 ante Banfield en el Nuevo Gasómetro que no fue sinónimo de tranquilidad, porque su adversario, que lo había vencido por 2-0 en el partido de ida, cerca estuvo de hacer valer la ventaja que otorgan las conquistas en condición de visitante.
Es que sobre el epílogo del encuentro, el delantero uruguayo Santiago Silva tuvo en sus pies la posibilidad de clasificar al Taladro a la siguiente ronda, pero Sebastián Torrico lo impidió al atajarle un penal que hubiera significado la eliminación de su equipo.
El conjunto de Boedo ganaba el cotejo desde el primer capítulo gracias a las conquistas de Matías Caruzzo de cabeza, de Nicolás Blandi por duplicado y del uruguayo Martín Cauteruccio, con una chilena fantástica. Banfield, por su parte, había alcanzado el descuento y la clasificación momentánea en esa misma etapa a través del defensor Alexis Soto.
El próximo oponente del equipo que conduce el uruguayo Diego Aguirre será el ganador de la llave que hoy definirán en Ecuador el local Emelec, que debe remontar una desventaja de 4-2, ante La Guaira de Venezuela.
Ayer, en el primer tiempo San Lorenzo tuvo un comienzo demoledor, un pasaje dubitativo que puso en serie riesgo su permanencia en la competencia y un cierre de etapa que le devolvió las esperanzas, y al cabo le dio el pase a la siguiente ronda, gracias a un gol de gran calidad.
En una ráfaga de 10 minutos San Lorenzo pasó al frente de la llave, gracias a un cabezazo de Caruzzo tras un córner, y a un doblete de Blandi, en ambas ocasiones en posición de goleador, primero capturando un rebote y marcando de cabeza, y luego capitalizando un grosero error de Hilario Navarro.
Pero Soto descontó con un zurdazo cruzado dentro del área tras un despeje defectuoso de Caruzzo y puso al frente de la serie a su equipo. Sin embargo, Cauteruccio, con una chilena, puso al Ciclón otra vez arriba.
En el segundo segmento, el elenco de Boedo estuvo a punto de perder la clasificación en dos oportunidades, primero con un tiro en el palo de Sperduti y luego con el penal desperdiciado por Silva. (DyN)

Compartir