San Lorenzo se quedó con las ganas

El Ciclón fue superior a los ecuatorianos, pero no supo cómo plasmar ese dominio en la red y terminó 1 a 1 en la ida de cuartos de final. Ahora deberá sacar un buen resultado en la altura para seguir en la Copa Libertadores.
San Lorenzo complicó anoche sus chances de continuar en la Copa Libertadores de América, tras igualar como local 1 a 1 frente a la Liga Deportiva Universitaria de Quito, en el partido de ida por los cuartos de final.
Ahora, el conjunto "azulgrana" deberá sacar pecho en la altura de la capital ecuatoriana (2800 metros sobre el nivel del mar) para dar vuelta esta historia y poder seguir avanzando en el certamen subcontinental. Es que en esa revancha que se jugará el próximo jueves desde las 19.20, un empate 0-0 (y obviamente un triunfo) le permitirá a la Liga clasificarse a la semifinal; mientras que con un resultado igual al de ayer irán a la definición por penales. En cambio, cualquier empate en más goles le dará el pasaje directo a los de Ramón Díaz, que también seguirán si ganan.
Ayer, el conjunto "azulgrana" arrancó muy nervioso y por culpa de un error de su arquero Agustín Orión -que quiso dominar la pelota con el pie y se le escapó- comenzó en desventaja, ya que Claudio Bieler capitalizó muy bien la falla del "uno" y tocó la pelota por arriba para marcar el 1 a 0 en 36 minutos de juego.
De todas maneras, el local pareció no sentir tanto el cimbronazo y llegó a la igualdad dos minutos después con un exquisito tiro libre de Adrián González. Pero, más allá del marcador, en la etapa inicial dejó una mejor imagen la Liga al mostrar oficio y jerarquía para jugar de igual a igual ante el anfitrión.
En el complemento, los dirigidos por Ramón Díaz tomaron el dominio porque apareció Andrés D’Alessandro y con su talento comandó las principales acciones de peligro del equipo. Sin embargo, el "Ciclón" falló en la definición y pese a tener varias chances para ganarlo apenas consiguió un pálido empate.

Se puede.
El entrenador de San Lorenzo, sin embargo, tras el partido no se mostró del todo descontento y dejó abierta la posibilidad de que su equipo avance a la siguiente instancia. "Lo hicimos una vez ante Potosí, otra ante River y ahora lo podemos hacer por tercera vez", dijo el riojano, refiriéndose a las "hazañas" conseguidas en la Copa por sus jugadores.
"Merecimos un poco más. La única preocupación que me generó este encuentro es que vi al equipo demasiado desesperado, por momentos", agregó refiriéndose al empate ante los ecuatorianos. "No me sorprendió el planteo de La Liga, pero creo que los controlamos bien. Nos faltó poco para ganarlo en el final del partido. Claro que el primer tiempo no me gustó ni a mí, ni a los jugadores, ni a la gente", analizó más adelante.
Y continuó: "En el segundo reaccionamos con actitud y generamos situaciones para ganar el partido. Rescato la entrega del equipo que siempre trató de atacar".
Tal su costumbre, respaldó a Orión tras el error que derivó en el gol ecuatoriano al decir que "es un buen arquero y un error lo comete cualquiera", y también al resto de sus dirigidos, al comentar que "están cumpliendo con el objetivo que nos trazamos: pelear en los dos frentes".
Finalmente dijo que aún no decidió que jugadores utilizará el domingo en el clásico ante Huracán y que para la revancha en Quito le dará prioridad a los jugadores que respondieron bien en la altura de Potosí. (DyN).