Se despidió el Ciclón

SUDAMERICANA: SAN LORENZO, ELIMINADO

San Lorenzo no pudo anotarle a Chapecoense y el 0 a 0 final lo condenó a no jugar la final de la Copa Sudamericana, privilegio que por primera vez en su historia internacional quedó en manos del conjunto brasileño, que esperará hasta hoy para conocer a su rival entre Atlético Nacional, de Colombia y Cerro Porteño, de Paraguay.
De esta manera el equipo ‘azulgrana’, que venía de ser eliminado por Gimnasia y Esgrima La Plata en la Copa Argentina en definición por tiros penales hace siete días, se quedó solamente con el campeonato local que recién finalizará a mediados de 2017 hasta fin de año, aunque con el consuelo de que en febrero ya estará compitiendo nuevamente en Copa Libertadores.
Claro que esta eliminación de los de Boedo también fue sufrida por otro grande de Argentina como Independiente, que soñaba con que el ‘Ciclón’ ganara esta Copa Sudamericana para atrapar la última chance que tenía de jugar la Libertadores del año próximo.
El empate en uno en el partido de ida en el Nuevo Gasómetro resultó letal para las aspiraciones sanlorencistas por la doble valoración del gol como visitante.
El primer tiempo resultó parejo para ambos equipos y el saldo terminó favoreciendo a los dueños de casa, porque el cero en su arco era el pasaporte a la clasificación.
Para la segunda mitad y por la misma razón San Lorenzo empezó a exponer sus urgencias y entonces el técnico uruguayo dispuso el ingreso de Nicolás Blandi, que se quedó en el banco por no estar plenamente recuperado de una lesión, por un híbrido Mathías Corujo, ya que el también oriental no fue eficiente en la recuperación y tampoco participó activamente del entramado ofensivo.
Una chance más de Ezequiel Cerutti que chocó con la seguridad del arquero Danilo parecía que no se iba a repetir, pero en la última acción del encuentro, cuando ya se habían consumido los cuatro minutos de descuento, Marcos Angeleri dispuso de la mejor chance de la noche dentro del área chica brasileña y su remate cruzado fue rechazado una vez por la figura del encuentro, el arquero local.

Compartir