Se fueron enojados

ESCANDALO EN AMISTOSO ENTRE BOCA Y OLIMPIA

Boca Juniors empató 2 a 2 en tiempo de descuento ante Olimpia con un penal indebidamente cobrado por el árbitro Fernando Espinoza y a raíz de ello los futbolistas paraguayos se retiraron del campo de juego disconformes con la sanción, por lo que el amistoso que contó con un marco festivo terminó en escándalo.
Es que no quedaba “nada” de partido y Olimpia se llevaba con justicia la victoria, ya que había sido superior en algunos tramos del encuentro, cuando un centro desde la izquierda pegó en el costado izquierdo del cuerpo de Alexis Rolín, y sorpresivamente Espinoza cobró penal.
Las inmediatas protestas de los visitantes fueron el prolegómeno de lo que vendría minutos después, ya que Walter Bou pateó una ‘masita’ a la izquierda del arquero Víctor Centurión, que se lanzó sobre el balón pero adelantándose casi dos metros, lo que derivó en que la pena debiera ejecutarse nuevamente.
En esa acción sí estuvo acertado el árbitro, pero como era hija de una madre inexistente, los ánimos de los paraguayos se exaltaron aún más y el defensor Claudio Vargas vio la tarjeta roja por protestar, mientras los parciales de Olimpia que se habían dado cita comenzaron a arrojar proyectiles al campo de juego.
Y así, mientras Walter Bou ejecutaba ahora a la derecha del arquero, que volvió a lanzarse sobre su izquierda, y convertía el empate, los jugadores de Olimpia empezaban a ensayar la retirada sin esperar los penales que definían el resultado del cotejo. (Télam)

Compartir