Se acerca la hora de la verdad

Los vehículos de la tradicional competencia, que pasará por Santa Rosa el 3 y 4 de enero, fueron presentados ayer en el puerto de Zárate. “Esperamos que el Dakar sea un éxito en la Argentina”, dijo Meyer, secretario de Turismo de la Nación.
Los 820 vehículos que participarán del 3 al 18 de enero del Dakar Argentina-Chile 2009, que habían llegado el jueves al país y que en la primera etapa pasarán por Santa Rosa, fueron presentados ayer oficialmente en la Terminal Delta Dock, del puerto bonaerense de Zárate, por los organizadores de la competencia y autoridades nacionales.
La ardua tarea del desembarco de los autos, camiones, motos y vehículos de logística que tomarán parte en el rally, además de toneladas de repuestos, demandó unas 16 horas, menos tiempo que esperaban los organizadores del Dakar, que por primera vez en sus tres décadas de historia deja Africa para trasladarse a América del Sur.
Unos 30 empleados del Delta Dock, junto con otros 20 de la organización, trabajaron a destajo y calzados en buzos especiales exigidos por la reglamentación, desde las 7 hasta las 22 del jueves, para desembarcar del buque “Grande Belux” el impresionante parque automotor.
Gonzalo, empleado del puerto y uno de los encargados de bajar los autos, contó a la agencia Télam que iniciaron el desembarco con temor por la responsabilidad de movilizar semejantes máquinas, pero que al final se quedaron con ganas de seguir la tarea. “Pero, por lo menos, nos quedamos con la sensación de lo que es estar al volante de semejantes monstruos”, dijo.
Los vehículos permanecerán en Zárate hasta el 26 de diciembre. Después serán trasladados al playón de Ciudad Universitaria y al Regimiento de Patricios. Finalmente, el 31 ingresarán al parque cerrado del Village Dakar en La Rural.
La bienvenida formal se completará el 29 de diciembre con un show especial en el Tigre, con una exhibición de los vehículos y la participación de todos los pilotos argentinos participantes del Dakar. “Fue un desembarque ejemplar, ya que es la primera vez en 15 años que los autos del Dakar no sufren ni un roce al ser bajados del buque”, reafirmó Leonardo Boto, coordinador general del Dakar por parte de la Secretaría de Turismo de la Nación, en diálogo con Télam.
Boto destacó el logro que significa tener una competencia como el Dakar prácticamente en marcha y el trabajo conjunto de todas las reparticiones nacionales, provinciales y de seguridad convocadas.
Todo el parque automotor quedó bajo una fortísima custodia de Prefectura Naval, con apoyo de otras fuerzas de seguridad y hasta vigías armados apostados en lugares estratégicos del puerto, explicó Alberto André, gerente de Relaciones Institucionales del Delta Dock.
El secretario de Turismo de la Nación, Enrique Meyer, se confesó impactado por la posibilidad de “recibir estas impresionantes máquinas de competición” y sostuvo que ello “representa un verdadero esfuerzo de logística. Esperamos que el Dakar sea un éxito en la Argentina”, afirmó el funcionario nacional.
Meyer informó que la Argentina ya inició las negociaciones con la ASO (los organizadores del Dakar) para que la competencia se vuelva a correr en 2010 también en Argentina, como un acontecimiento más del Bicentenario. En ese sentido, evaluarán los lugares de paso de esta edición para luego determinar si vuelven a ser considerados para la temporada siguiente, siempre y cuando no se decida regresar al recorrido natural que finalizaba en Dakar.
En este caso, el rally se correrá en 14 etapas (ver aparte), y más de 5.650 kilómetros de competencia especial, con partida en la ciudad de Buenos Aires y a través de Santa Rosa, Puerto Madryn, Ingeniero Jacobacci, Neuquén, San Rafael, Mendoza, y ya en Chile, por Valparaíso, La Serena y Copiapó, para regresar otra vez por Cordillera de los Andes y pasar por La Rioja, Córdoba y, el 17 de enero, concluir en Buenos Aires.