Segura reunió alrededor de 40 dirigentes

A siete días de la elección que definirá el futuro presidente de la AFA, Marcelo Tinelli y Luis Segura midieron ayer fuerza a su manera, el conductor de televisión en una reunión con los gobernantes electos de la Provincia y la Ciudad de Buenos Aires y el actual titular de la casa mayor del fútbol juntando a unos cuarenta dirigentes en el club Boca Juniors.
El paso de Tinelli se esperaba para hoy con un almuerzo en River pero a primera hora de la tarde se supo de un encuentro de alto impacto con la gobernador electa de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, y el futuro jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, para tratar el tema de violencia en el fútbol.
En La Boca, el macrista Daniel Angelici fue el anfitrión de Segura, sentado a la cabecera de la mesa del quincho en el playón de La Bombonera, con cuarenta dirigentes, y flanqueado por el titular boquense y el de Independiente, Hugo Moyano.
También estuvieron el presidente de Racing, Víctor Blanco, el de Lanús, Alejandro Marón, el de Huracán, Alejandro Nadur, el de Defensa, José Lemme y el vicepresidente de Arsenal, Miguel Silva.
El presidente de Belgrano, el empresario Armando Pérez, estuvo con ambos candidatos. Primero en la mesa que compartió con los gobernantes electos, Tinelli, el titular de River, Rodolfo D’Onofrio, y el de Banfield, Eduardo Spinosa.
Luego estuvo en La Boca oteando el panorama en cada bando y sin dar pistas sobre su voto.
Cada sector juega su juego. Segura mostró cantidad, más de los 38 votos necesarios el 3 de diciembre cuando los 75 asambleistas se sucedan en el cuarto oscuro del predio Julio Humberto Grondona. Tinelli mostró por segunda vez en pocos días su facilidad para llegar al poder. El viernes estuvo con Mauricio Macri antes del balotaje y ayer con los inminentes mandatarios de los dos principales distritos del país.
Para Blanco, si los que estuvieron en Boca votan a Segura “la elección está bastante definida”.
Hoy Tinelli seguirá con un almuerzo en River y luego irá a Rosario, donde también ya tiene el apoyo de Newell’s, al que se sumaría Raúl Broglia, ausente en La Boca.