Siete detenidos por sobornos en la FIFA. Hay tres argentinos

ESCANDALO INTERNACIONAL

La FIFA, máxima entidad del fútbol internacional, sufrió ayer el peor escándalo de su historia, cuando siete de sus más altos dirigentes fueron arrestados en Zurich, Suiza -donde mañana se llevará a cabo el Congreso para renovar autoridades-, acusados de fraude, chantaje y lavado de dinero por el Departamento de Justicia estadounidense, con un total de 14 imputados.
Los detenidos, con pedido de extradición a Estados Unidos, son el uruguayo Eugenio Figueredo (vicepresidente de la FIFA); Jeffrey Webb, de las Islas Caimán; el brasileño José María Marín, el costarricense Eduardo Li, el nicaragüense Julio Rocha, el venezolano Rafael Esquivel y el británico Costas Takkas, según informó el Ministerio de Justicia suizo.
Además, el ex titular de la Conmebol, el paraguayo Nicolás Leoz, y tres empresarios argentinos están imputados en la causa por corrupción. Se trata de ejecutivos de empresas relacionadas con la FIFA: Alejandro Burzaco, director de Torneos y Competencias; y Hugo y Mariano Jinkis, del Full Play Group.
La Justicia estadounidense no formuló cargos contra el actual presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, quien se presenta a la reelección para un quinto mandato el próximo viernes en el Congreso de la FIFA en Zurich, contra el príncipe jordano Ali Bin Al Hussein (a quien apoyó públicamente Diego Maradona).
Sobre la votación, la FIFA aseguró que se llevará a cabo pese al escándalo y también afirmó que no peligran los países elegidos como sedes de los Mundiales de 2018 (Rusia) y 2022 (Qatar).
Según esta investigación, los acusados estarían implicados en la obtención de sobornos por valor de más de 150 millones de dólares, a lo largo de 24 años por la corrupción del fútbol, por “lucrativos derechos de comercialización en los medios y mercadotecnia en los torneos internacionales”.

La AFA involucrada.
El escándalo de corrupción salpica también a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), dado que en el informe presentado en la acusación se menciona que el presidente de la entidad, en el 2013, recibió 15 millones de dólares para la organización de las Copas América de 2015 a 2023.
En esa oportunidad, el presidente de la AFA era el fallecido Julio Humberto Grondona, quien murió el 30 de julio de 2014 y manejó el máximo ente del fútbol local durante más de 30 años, aparte de haber sido Vicepresidente de la FIFA desde 1998 hasta su muerte.
En la denuncia -en el punto 249- se indicó que los presidentes de las asociaciones de Argentina y Brasil cobraron 3 millones de dólares para la organización de las cuatro Copas América de 2015 a 2023, al igual que el presidente de la “confederación”, en este caso la Conmebol.
Tras conocerse las detenciones de dirigentes de la FIFA, el astro argentino Diego Maradona elogió el desempeño de la Justicia norteamericana, ya que él denunció en varias ocasiones “negociados” de la entidad del fútbol mundial.
“Hoy (por ayer) ganó el fútbol, ganó la transparencia y perdió la corrupción de la FIFA. Basta de negociados, basta de mentirle a la gente y de hacer una cena show para inducir a los dirigentes a reelegir a Blatter”, remarcó Maradona. (Télam, NA y DyN)