Supercopa: festejó el Madrid del Cholo Simeone

El Atlético de Madrid se proclamó campeón de la Supercopa de Europa por tercera vez en su historia (tras 2010 y 2012) al superar por 4-2 en la prórroga al Real Madrid, ayer en el Lillekula Arena de Tallin.
Diego Costa, elegido el mejor jugador del partido, anotó los dos tantos rojiblancos (1 y 79) y el francés Karim Benzema (27) y el capitán Sergio Ramos de penal (63) marcaron los goles madridistas en el tiempo reglamentario.
En la prórroga, el Atlético fue superior y acabó llevándose el título con los goles de Saúl Ñíguez (98) y Koke Resurrección (104).
El equipo de Diego Simeone, que se ha reforzado mucho para la temporada que comienza, gana confianza con este título para la nueva temporada, con la final de la Liga de Campeones en su Estadio Metropolitano como gran objetivo.
Además, se toma una pequeña revancha con su máximo rival tras las dos finales de Liga de Campeones (2014 y 2016) perdidas frente a los blancos.
Por su parte, el Real Madrid, que ha perdido respecto al curso anterior a su gran estrella Cristiano Ronaldo y a su entrenador fetiche Zinedine Zidane, pone fin a una racha de 13 victorias consecutivas en finales internacionales (desde la Intercontinental de 2000 contra Boca Juniors).

Doblete de Diego Costa y MVP.
Aún no se había llegado al minuto de partido, cuando Diego Godín mandó un balón largo sobre Diego Costa, el delantero hispanobrasileño superó en el salto a Sergio Ramos, se marchó por velocidad de Raphaël Varane y pese a estar pegado a la línea de fondo se sacó un derechazo cruzado para superar a Keylor Navas.
Poco antes de la media hora de juego llegó el empate para los blancos, en una galopada de Gareth Bale por la derecha y su centro pasado lo cabeceó a la red Benzema, superando por alto a Stefan Savic y la media salida de Oblak (27).
El partido se convirtió a partir de entonces en un toma y daca, aunque sin grandes oportunidades de gol para ninguno de los dos equipos, que a medida que pasaban los minutos parecían acusar el cansancio del primer partido oficial de la temporada.
Tras la pausa, el partido fue por los mismos derroteros hasta que en una jugada sin aparente peligro, el árbitro polaco Szymon Marciniak señaló penal por una mano de Juanfran y Ramos marcó el segundo desde los once metros, engañando a Oblak.
El Atlético no parecía encontrar el fallo en la defensa blanca, hasta que Juanfran le ganó un balón a Marcelo cerca del área madridista, el lateral rojiblanco pasó a Correa y éste llegó a la línea de fondo y se sacó un pase de la muerte que remató a la red Diego Costa para poner de nuevo el empate (79).

Lo ganó.
Y ya en la prórroga, el Atlético tomó la iniciativa y Saúl anotó el tercero, empalmando un centro de Thomas Partey en una jugada iniciada con una pérdida de balón de Varane en la frontal de su área (98).
Justo antes del descanso del tiempo extra, el Atlético sentenció con otra jugada de Diego Costa, que centró para Vitolo y éste cedió a Koke para que superase a Navas de duro disparo (104).