“Todavía falta mucho”, aclaró Pérez

ALL BOYS SIGUE FESTEJANDO SU TRIUNFO, PERO YA PIENSA EN INDEPENDIENTE DE TANDIL

El grito del cuarto tanto en el estadio Dr. Ramón Turnes todavía resuena. Esa ráfaga goleadora de All Boys, que en 17 minutos marcó cuatro goles y dio vuelta la serie que perdía 3-0 ante Deportivo Rincón, quedará en la historia. Pero así como aquella fatídica tarde en Rincón de los Sauces -en la que estuvieron a punto de perder la serie- ya quedó olvidada; también quedará atrás esta remontada heroica si los santarroseños no logran superar la próxima instancia.
Por eso, más allá de la enorme alegría por la clasificación bajo la lluvia, la mayoría de los integrantes del plantel coincidieron en que el festejo debía durar sólo hasta la vuelta al trabajo, para no perder la cabeza y tratar de poner el foco rápidamente en Independiente de Tandil, el rival en los cuartos de final por el ascenso al Federal “B”.
“Demostramos que podemos dar vuelta cualquier resultado”, destacó el goleador Rubén “Titino” Pérez, autor del segundo y el tercer tanto en el 4-0 del domingo, después de la apertura del marcador lograda por Bruno Schaab y antes del cuarto marcado por Jerónimo Gutiérrez.
“Tuvimos un mal partido en Neuquén y estaba muy complicado porque ellos también juegan bien, pero no nos desesperamos y pudimos darlo vuelta”, agregó Pérez, feliz, luego de la clasificación.
Y en el mismo sentido, el delantero remarcó la solidez del conjunto como clave para revertir una historia que para ellos nunca estuvo perdida. “Demostramos que estamos unidos, trabajando con los objetivos claros y como un grupo espectacular”, señaló.
Sin embargo, y más allá de la alegría general, que desbordaba el vestuario, “Titino” comenzó a poner paños fríos al aclarar que aún hay mucho camino por recorrer. “Hay que estar tranquilos porque todavía falta mucho y este torneo es muy difícil”, remarcó. “Ahora tenemos que seguir trabajando y dejar todo el domingo para dar otro paso”, concluyó, ya apuntando a su próximo paso.

Ahora, a Tandil.
En cuartos de final, All Boys enfrentará -primero como visitante- a Independiente de Tandil, un equipo con nombres importantes pero que apenas pudo superar por penales a un rival que había sido goleado en dos oportunidades por All Boys en la primera fase.
El Rojinegro tandilense viene de dejar en el camino a Huracán de Carlos Tejedor, al que venció 7-6 en los penales luego de un 1-2 como local y un 2-1 de visitante. El Globo de Tejedor fue justamente rival de All Boys en la primera fase, y en ambos enfrentamientos el Auriazul demostró una enorme supremacía: ganó 5-0 en tierras bonaerenses, por la segunda fecha, y también se impuso como local, por 4-1, en la quinta jornada.
Comparaciones al margen, Independiente de Tandil cuenta con jugadores de experiencia para la categoría, como el delantero Matías Parolari, que viene de jugar en torneos superiores con Deportivo Madryn y Sportivo Las Parejas.
En su último partido, en Tejedor, Independiente, dirigido por Gerardo Villar, jugó con Gonzalo Casas; Matías Petersen, Laureano Pereyra, Diego Lecuona y Martín Camio; Gonzalo Turri (ex Estudiantil de Eduardo Castex), Agustín Hargiundeguy y Matías Gutiérrez; Gerardo Krüger, Matías Parolari y Juan Manuel Tello.