Tridente y la ilusión del Celeste

El capitán del combinado santarroseño dijo que fue “positiva desde todos puntos de vista” la actuación que él desarrolló individualmente. Y se mostró contento por haber estado en una terna para los Caldén.
“A mis 38 años, es muy importante tener alguna chance para un premio tan trascendental. Fue un sueño que casi se hace realidad”, dijo Guillermo Tridente en referencia a la terna de los premios Caldén 2008 que tuvo que compartir con el santarroseño Bruno Nocelli -el ganador- y el piquense Gastón Pechín.
Tridente disfrutó de una gran temporada en el primer equipo de Estudiantes Rugby de Santa Rosa, donde, con este equipo, se consagró campeón del certamen de la Unión de Rugby del Oeste de Buenos (UROBA) y, por otro lado, tuvo la desgracia de caer ante el combinado de Coronel Suárez en la semifinal de la Unión de Rugby del Sur (URS), donde perdió la posibilidad de clasificar a la final de aquel campeonato para pelear por el ascenso a la máxima divisional de aquella unión. En este sentido, el jugador pampeano manifestó su alegría por haber logrado quedarse con aquella preciada corona, junto a todo el equipo. “Para nosotros era primordial ganar algún torneo durante la temporada y por suerte pudimos hacerlo. Fue un gran logro”, señaló. Y agregó, en declaraciones a LA CHUECA: “Tenemos una sensación amarga por haber quedado sin poder ascender a la máxima categoría del Sur, porque ese era uno de los objetivos”.
Por otro lado, Tridente fue uno de los jugadores mas destacados del conjunto celeste, ya que consiguió un promedio de 0.8 trys por partido, situación que es muy difícil de conseguir en la posición de hoocker que él ocupa dentro del campo de juego. “Teniendo en cuenta que estoy cada vez mas cerca del retiro, me alegra mucho saber que todavía puedo competir contra chicos con mucha menos edad”, añadió el capitán de Estudiantes, durante la segunda mitad del año.
Por último, uno de los referentes del combinado pampeano elaboró un análisis sobre lo que le espera al equipo en la temporada 2009, donde tendrá que batallar duramente por el ascenso ante instituciones de la talla de Palihue de Bahía Blanca, que acaba de descender, y el siempre complicado Coronel Suárez RC. “Nosotros vamos a intentar avanzar de categoría. Ese es el objetivo principal que nos proponemos”, manifestó.

Evaluación.
Al cierre de la temporada, dirigentes y jugadores de la entidad Celeste realizaron una evaluación final, donde la conclusión fue positiva en todo sentido. Algunos de los logros más importantes de Estudiantes fue contar con la presencia de 40 jugadores en su plantel, situación que le permitió disputar dos torneos (UROBA y URS), y como consecuencia de esto el club disputó 35 encuentros, aproximadamente. En otro sentido, Tridente hizo referencia a la importancia que tuvo para la institución disponer de tantos jugadores en el plantel oficial de Primera. “El hecho de tener un plantel tan grande nos ayudo a afrontar los dos torneos. Pero sobre el final del torneo, las lesiones acortaron mucho al equipo”, cerró.

Confirmaciones.
En cuanto al cuerpo técnico para la próxima temporada, Ramiro Alvarez Peña dejará de entrenar la Primera División, que en esta ocasión estará comandada por Edgardo Anguzar y Daniel Carracedo, secundados, como preparador físico, por Claudio Loyola. Por otro lado, la dirigente de la institución pampeana anunció que la pretemporada comenzará oficialmente desde el 2 de febrero. Aunque el miércoles 14 de enero, arrancarán las actividades “previas” en la Laguna “Don Tomás”.