Un merecido homenaje

BIANCHI TIENE SU ESTATUA EN BOCA

Carlos Bianchi, el DT más ganador en la historia de la institución, ya tiene su estatua en Boca Juniors, luego de que ayer fuera inaugurada en su honor una escultura tamaño real en La Bombonera, en un acto que contó con la presencia de ex jugadores de la entidad y más de 300 asociados.
La estatua se descubrió en la cancha de césped sintético, lindera con el vestuario local del estadio.
Bianchi, técnico que tuvo tres ciclos en la entidad (1998-2001; 2003-2004; 2013-2014), consiguió bajo su mandato tres Copas Libertadores (2000, 2001, 2003) y dos Copas Intercontinentales (2000, 2003). Además ganó cuatro títulos locales.
Muy emocionado, el entrenador estuvo acompañado por su esposa Margarita, y sus hijos Mauro y Brenda, además de sus nietos.
“Esto fue posible gracias a los jugadores. Por los que están acá y los que no están”, dijo el técnico que también dirigió a Vélez Sarsfield, Roma (Italia) y Atlético Madrid (España), entre otros clubes.
Los otrora jugadores que estuvieron bajo su órbita y presenciaron el acto en vivo fueron Guillermo Barros Schelotto (actual DT de Boca), Rolando Schiavi (al frente de la división Reserva), Juan Román Riquelme, Marcelo Delgado y Sebastián Battaglia. También estuvieron sus ex colaboradores Julio Santella (preparador físico) y Carlos Veglio (ayudante de campo).
Además, a través de grabaciones fílmicas, la audiencia pudo observar los testimonios de Oscar Córdoba, Mauricio Serna, Martín Palermo, Diego Cagna, José Basualdo y Roberto Abbondanzieri, entre otros ex futbolistas.
También concurrieron al acto los dos ‘ideólogos’ de la estatua, Gabriel Bonavena y Francisco Alvarez, además del escultor Enrique Salvio.
Hacia el final, Bianchi, reconocido hincha de Vélez, contó una anécdota respecto de lo que le sugiere el particular sentimiento del simpatizante xeneize. E involucró a su cuñado, ya fallecido, en la historia.
“Anoche (por el jueves), antes de irme a dormir, estaba muy nervioso. Pero pensé en mi cuñado, ya fallecido, y me tranquilicé”, narró.
“Con mi cuñado, muy hincha de Boca, empecé a entender la pasión del simpatizante boquense, lo que significa. Me metí en este mundo y ahora lo aprecio mucho más”, destacó Bianchi. (Télam)

Compartir