Un piquense campeón

SORPRESA EN EL KICK BOXING MUNDIAL

El piquense se coronó en el mundial amateur de Kick Boxing WKF, que se llevó a cabo en la ciudad de Andría, Italia. El certamen contó con la participación de luchadores de más de 40
países.
El luchador piquense Diego Albornoz (23 años) se coronó campeón en el mundial amateur de Kick Boxing WKF, que se llevó a cabo en la ciudad de Andría, Italia, y que contó con la participación de más de 40 países de todo el mundo. La noticia la dio a conocer el propio deportista piquense a través de la red social Facebook y rápidamente tuvo repercusión entre sus conocidos, quienes felicitaron al pampeano por este logro.
El mundial, que fue organizado por la Federación Mundial, reunió a los deportistas amateurs de todo el planeta y se disputó bajo el sistema eliminatorio. Participaron deportistas de China, Brasil, Canadá y Portugal, entre otros países.
Albornoz forma parte desde hace poco más de tres años de la escuela local de kung fu que dirige Marcos Gómez, en la cual se formó en esta disciplina como en otras artes marciales.
Luego comenzó a competir en festivales de kick boxing locales y, por iniciativa de su entrenador, fue insertado en la dura competencia que se da en ciudad de Bahía Blanca, donde fue visto por por entrenadores y empresas promotoras que llevan a luchadores argentinos a competir al exterior.

Deporte de combate.
Pero: ¿qué es el kick Boxing?. Sin dudas es uno de los deportes más celebrado de la actualidad. Practicado por una cantidad, cada vez mayor, de chicos y chicas en todo el territorio nacional, la disciplina se puso de moda y tiene que cada vez más adeptos.
De acuerdo con los especialistas, es un deporte directamente de combate. Se mezclan las técnicas del boxeo con las de artes marciales como por ejemplo el karate y el muay thai. En cierta forma es similar al antiguo arte del muay thai pero sin los golpes con el codo y de rodilla que, por lo general, no son permitidos.
Las reglas son simples: son válidos todos los ataques de pierna sobre los muslos, en su interior o exterior, golpeando con la tibia o el empeine. También hay patadas circulares altas y a media altura como así también patadas frontales, descendentes, oblicuas descendentes, patadas en giro, y en gancho. No se puede golpear ni en los genitales ni en la cadera.
Cada asalto dura tres minutos y un minuto de descanso (con muchas variaciones tales como dos minutos y medio con 45 segundos). Tampoco se aceptan golpes de codo y solo algunos golpes de rodilla. Están permitidos todos los golpes de puño pero ninguno a mano abierta. No se aceptan proyecciones ni agarres.

Compartir