Un punto para ampliar la diferencia

LIGA CULTURAL: BELGRANO IGUALO COMO VISITANTE ANTE SANTA ROSA Y LE SACO DOS UNIDADES A ALL BOYS

Belgrano salió al Mateo Calderón sabiendo que, pasara lo que pasara, el resultado final ante Atlético Santa Rosa lo dejaba en la punta del Torneo Apertura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol, aunque claro, con distintas aristas. No era lo mismo sumar de a tres, que conseguir un punto o irse con las manos vacías, ya que esta sumatoria le permitiría ampliar la diferencia con su escolta, All Boys, que ya había igualado el domingo ante Cochicó de Victorica, el tercero en la discusión.
El punto final, tras el empate sin goles, le permitió al Tricolor sacarle dos unidades al Auriazul, al que visitará en la última jornada, y cuatro a Cochicó, al que justamente recibirá este domingo por la décima fecha. Claro que Belgrano depende pura y exclusivamente de sí mismo para lograr el Apertura, porque tendrá que enfrentarse a sus perseguidores.
Sin embargo, más allá de la igualdad, no todas fueron buenas noticias para el conjunto que dirige Marcelo Costantino porque sufrió las expulsiones de Tomás Altamiranda, Nicolás Sosa y Ricardo Ramírez, todos con roja directa.
Para Santa Rosa el empate quizás le haya servido como punto de partida para afrontar el compromiso del domingo ante Atlético Macachín en una “final” por salir de la zona caliente de abajo de la tabla.
En el Mateo Calderón, el primer tiempo tuvo como protagonista al conjunto dirigido por Raúl Mansilla, que mostró buenas intenciones de Guillermo Loyola, Federico Ihitsague y Lucas Peralta, aunque le costó vulnerar la defensa visitante bien comandada por Javier De Olivera. Por su parte, al Tricolor le costó en los minutos iniciales hacer pie en el campo de juego y cuando logró salir del ahogo se plantó lejos del arco defendido por José Urigüen.
La primera acción concreta, a los 15 minutos, fue para el visitante, cuando Nicolás Sosa pescó un rebote al borde del área y sacó un remate, que salió pegado al palo derecho de Bruno Michelena. Tras esta acción, el juego se hizo de ida y vuelta, pero no por el ritmo, sino por los largos pelotazos, de uno y otro lado. A los dos equipos les faltaba alguien que se hiciera cargo del equipo e hiciera jugar a los demás, más allá de algunas buenas intenciones de Loyola y Peralta en el local o Sosa y Luis Guiñazú en el visitante.
Antes del cierre de la primera etapa, mediante una pelota parada de Peralta, Santa Rosa generó cierta preocupación sobre el arco de Urigüen, pero todo fue abortado por la férrea defensa visitante.

Dominio visitante.
Para la segunda etapa, el entrenador de Belgrano, Marcelo Costantino, mandó a la cancha a Tomás Altamiranda, que con sus gambetas y sus cambios de ritmo comenzó a generar peligro sobre la valla de Michelena. Antes de los 5 minutos, el visitante generó dos situaciones claras para abrir el marcador, pero Javier De Olivera no alcanzó a girar cuando quedaba de frente al arco y luego Michelena le achicó bien el remate a Cristian Baldissoni.
Apenas un minuto después, respondió Santa Rosa con un centro de Peralta, que Massolo no alcanzó a cabecear. Parecía que el partido ahora sí tomaba ritmo, pero todo fue un espejismo. Belgrano se hizo cargo de la tenencia del balón y metió contra su campo a Santa Rosa, aunque esto no fue suficiente para romper la paridad.
El primer dolor de cabezas para Belgrano llegó cuando el árbitro, César González, no dudó y le mostró la roja a Altamiranda, tras una reacción, innecesaria, contra Sabino Agüero: el futbolista local le había cometido falta al Tricolor, ya la había sancionado el árbitro, y Altamiranda reaccionó con una patada sin pelota.
Santa Rosa no supo aprovechar la diferencia numérica dentro del campo de juego y fue Belgrano el que siguió teniendo la iniciativa, incluso contando con las mejoras chances para quedarse con los tres puntos. Una acción que generó el reclamo de los visitante se dio luego de un tiro libre de Santiago Carrizo, que se estrelló en el travesaño, la pelota quedó dando vueltas en el área y cuando Alexis Uhaldegaray se aprestaba a capitalizar el mismo recibió el empujón de un rival, entendiendo los futbolistas de Belgrano que era penal.
Sobre el final, Santa Rosa contó con dos chances inmejorables para ganar el clásico. En la primera acción, Urigüen le tapó el remate a Federico Alzamendi y luego Massolo, de media distancia, se apuró a definir cuando tenía el arco sin oposición ya que el arquero había salido lejos.
En la última acción del partido, el debutante Eduardo Moreyra hizo esforzar a su propio arquero. El juvenil quiso rechazar, pero el remate salió contra la valla de Michelena, que sacó la pelota cuando se metía contra el ángulo.
Antes del pitazo final, llegó la expulsión de Sosa, por un supuesto exceso verbal contra el primer asistente, Yahir Salomón. Y tras el pitazo de González el que vio la roja fue Ramírez, ya que se habría excedido en algún reclamo hacia la terna arbitral.

Compartir