Inicio Deportes Un triunfo con las ideas claras

Un triunfo con las ideas claras

LIGA CULTURAL: UNION DE MIGUEL RIGLOS VENCIO AL DEPORTIVO MAC ALLISTER

La seguridad de Roberto Machado, la simpleza de Gaspar Gallego, el manejo tiempista de Bruno Vilches, la calidad de Michel Miranda y la categoría de Leandro Hidalgo, en un equipo en el que cada uno supo cumplir su función, fueron los argumentos con los que Unión de Miguel Riglos le ganó ayer como visitante a Deportivo Mac Allister por 2 a 0.
En el marco de la séptima fecha de la Zona Norte del Apertura de la Liga Cultural de fútbol, la “U” se impuso con goles de Julián Sosa y Leo Hidalgo, ambos en el complemento, y de esa manera dio un salto importante en todo sentido: por los puntos que lo sacaron del fondo de la tabla y por una idea clara de juego que les permite creer en sus posibilidades futuras.
El Depo, en tanto, se mostró confundido ante el juego simple y prolijo del rival. Erró los caminos, se descontroló cuando no le salían las cosas y apenas evidenció algo de rebeldía sobre el final, más por el empuje propio de sus jóvenes que por convicción.
El partido, jugado en la cancha del equipo de los hermanos, fue dirigido por Yair Rivarola, debutante en Primera División y quien en una misma jugada (a los 5 minutos del complemento) expulsó a tres jugadores: de manera directa -por un encontronazo y posterior reacción- a Franco Rodríguez y Agustín Rojo, uno por equipo, y también al local Yael Ferreyra, en ese caso por doble amonestación, la segunda a instancias del asistente Matías Funes por una tibia protesta del volante central a raíz de la roja a su compañero.
Más allá de las expulsiones, el joven árbitro dejó en evidencia que era primerizo en la máxima categoría culturalista al cometer errores en jugadas claras, como acusando un nerviosismo propio del debut y por las incesantes protestas que llegaban de uno y otro lado buscando sacar ventajas de la situación.

De menos a más.
Arbitraje al margen, el triunfo de Riglos fue claro. Los dirigidos por Alfredo Sauro y Oscar Wunderlich fueron acomodándose en el campo y pasados los primeros minutos lograron controlar al siempre difícil Mac Allister, que se destaca por correr mucho y presionar otro tanto.
El local Ferreyra pareció tomar la manija en el inicio, como en otros encuentros, pero la visita tomó nota de ello, comenzó a vigilarlo de cerca -al igual que a los ligeritos que suelen complicar por las bandas- y con eso le alcanzó para pasar a dominar el juego.
Vilches, siempre bien parado -especialmente con su equipo en ataque-, fue la clave para que la “U” empezara a soltarse, con un Hidalgo en gran forma para recibir y asistir, y con el resto inteligente para cumplir sus funciones en cada rincón de la cancha.
Con Hidalgo arrastrando marcas fueron encontrando sus espacios Miranda y Sosa, quienes contaron con varias chances claras que no terminaron en la red por malas resoluciones o buenas acciones del arquero Ignacio Urreaga. Mac Allister, lento atrás y sin sorpresa en ataque, apenas se acercó con una corrida de Rodríguez que tapó Machado.

Los goles.
El inicio del complemento tuvo a Riglos intensificando su idea y al Depo más confundido que nunca, especialmente en la última línea.
Sosa avisó con un mano a mano que tapó Urreaga y que en el rebote Benjamín Reiner le sacó en la línea a Hidalgo, y en la jugada siguiente llegó el gol: Francisco Quiroga -uno de los laburantes silenciosos del medio- recuperó la pelota en el borde del área, sobre un costado, y sacó un centro bajo que Sosa empujó a la red luego de un desvío en el arquero. La ventaja era justa porque la “U” había sido mucho más.
Enseguida llegaron las expulsiones que rompieron a los dos equipos, porque el local quedó con uno menos y porque a la visita le costó acomodarse a los espacios mayores. Se generó un ida y vuelta hasta los 20 minutos del complemento que le permitió a Mac Allister emparejar las acciones (casi lo empata Marcelo Storm), pero luego Riglos enderezó su rumbo, volvió a manejar el medio con Vilches y compañía y retomó el dominio.
Sosa tuvo un par de contras que no supo definir y a los 28 minutos lo cerró Hidalgo, quien anticipó con la cabeza una mala salida de Urreaga y con tranquilidad tocó para el 2-0.
Para el final quedó el empuje de algunos de los chicos de Mac Allister, que se aprovecharon de una defensa relajada y generaron dos mano a mano (Reiner y Agustín Alfonsín) que Machado tapó en gran forma, para así redondear un triunfo de arco a arco de la “U”.