Un pobre empate

MAC ALLISTER Y COSTA BRAVA SIN VENTAJAS

Deportivo Mac Allister y Costa Brava de General Pico igualaron ayer sin goles, en un pobre partido disputado en el estadio del Depo santarroseño, por la segunda fecha de la Zona “C” del Torneo Provincial “90 Aniversario de la Liga Pampeana de Fútbol”.
El resultado final le cayó mejor al local, debido a que jugó todo el segundo tiempo con uno menos por la expulsión de Wendy Benvenuto, quien cuando finalizaba la primera parte vio la segunda amarilla por una simulación y se tuvo que ir anticipadamente a los vestuarios.
Antes de esa incidencia, que marcó lo que fue el resto del partido, Mac Allister había tenido la iniciativa, tratando de lastimar con pelotazos cruzados a las puntas, desde donde casi siempre buscaban al referente de área, Maximiliano Blanco.
Con un buen trabajo de corte en el medio y con velocidad para cambiar el ritmo en tres cuartos de cancha, los dirigidos por Santiago Alou fueron un poco más en el primer tiempo, etapa en la que la incesante lluvia también incidió en el desarrollo del juego.
Costa, por su parte, aguantó bien atrás ante cada intento local (principalmente a través de Benvenuto), y cuando vio que no pasaba sobresaltos se animó a salir un poco. En esa primera escalada tuvo la más clara de la etapa, cuando Agustín Labarraz recibió de cara al arco con Luciano Roo fuera de escena, pero su remate fue desviado en la línea por Gonzalo Domínguez, y en el rebote Ezequiel Lucero tocó al gol y apareció el pie salvador de Lucas Carrasco.
El partido parecía abrirse a medida que aflojaba la lluvia, hasta que a los 44 minutos Benvenuto encaró en el área rival, Gastón Bornes lo cruzó y el delantero se tiró tras el roce (que existió pero porque Benvenuto lo buscó), obligando al árbitro Paolo Macchi a mostrarle la segunda amarilla y la roja.
En el complemento, con uno menos, el local se cuidó un poco más y dejó a Blanco para luchar contra todos arriba. La única llegada clara fue a los 2 minutos, cuando Javier George cedió para Yael Ferreyra y el buen remate del volante fue desviado por el arquero Martín Del Pópolo.
Del otro lado, Costa tuvo que hacerse cargo del partido, pero le faltaron armas como para llegar asociadamente al arco rival. Recién sobre el final los piquenses encontraron algunos espacios, pero Roo respondió muy bien cerrando su valla: a los 44 ante una arremetida del ingresado Nicolás Saenz y a los 45 en un mano a mano con Leonardo Lucero, en tanto que el rebote le quedó a Nicolás Pildain y su remate dio en el travesaño.