Una buena revancha para River

Tras una semana muy difícil, River recuperó la sonrisa y obtuvo el pase al partido decisivo de la Copa Argentina por segundo año consecutivo, al golear anoche 3 a 0 a Deportivo Morón, en Mendoza, en un partido válido por las semifinales del torneo federal.
Ignacio Fernández, en posición adelantada no cobrada por el árbitro Mauro Vigliano, puso en ventaja al elenco de Núñez a los 39 minutos del primer tiempo, mientras que Jonatan Maidana, a los 42 de la misma etapa, marcó el segundo. Ya en el complemento, y cuando se jugaba tiempo adicionado, el colombiano Rafael Santos Borré anotó el tercer tanto “millonario”.
Con este resultado, River disputará por segundo año consecutivo la final de la Copa Argentina, esta vez ante Atlético Tucumán, que logró el boleto a la Copa Libertadores, ya que los dirigidos por Marcelo Gallardo ya estaban clasificados al certamen internacional.
A los dirigidos por Marcelo Gallardo, que venían de sufrir la eliminación de la Libertadores a manos de Lanús y de perder el Superclásico con Boca, les costó abrir el partido, pero una vez que lograron el primer gol el trámite se les facilitó.
Por su parte, el “Gallito”, que venía de eliminar a cuatro equipos de primera división -Patronato, San Lorenzo, Unión y Olimpo-, dio pelea en el inicio, pero los dos goles consecutivos en el cierre del primer tiempo lo dejaron casi nocaut y ya no pudo reaccionar.

Polémica.
En los primeros minutos, el “Gallito” buscó no meterse atrás y pudo jugar lejos de su arco, disputando el balón de igual a igual en la mitad de la cancha.
A los 6 minutos, Franco Racca despejó desde el fondo y le salió un pase para Javier Rossi, quien lanzó un centro desde la izquierda al punto del penal, donde el “Rengo” Díaz sacó un violento zurdazo que puso a prueba los reflejos del cuestionado Germán Lux.
Pasado este susto, el conjunto “millonario” de a poco comenzó a manejar la pelota, pasó a dominar las acciones y al “Gallito” le empezó a costar salir del fondo.
Jugados 22 minutos, la defensa de Morón no pudo despejar bien un centro tras un tiro de esquina, el uruguayo Nicolás de la Cruz tomó el balón a metros de la medialuna del área y sacó un violento derechazo, que pasó cerca.
El propio De la Cruz volvió a aparecer, a los 36 minutos, con un cabezazo, defectuoso, desde el punto del penal, habilitado por un centro desde la izquierda lanzado por Milton Casco.
Tres minutos más tarde, y con Morón cada vez más peligrosamente cerca del arco defendido por Julio Salvá, “Nacho” Fernández, un par de pasos adelantado, mandó al fondo de la red la pelota tras un centro desde la izquierda de Gonzalo Martínez, para concretar el 1 a 0.
River aprovechó el momento y la confusión de su rival, golpeado por el gol y nervioso con el árbitro Vigliano, y a los 42 amplió la ventaja, por intermedio de Maidana, quien solo tuvo que empujar la pelota luego de un centro rasante de De la Cruz desde la derecha.

De más.
Los dos tantos en el cierre de la primera parte fueron un duro golpe para Morón, que no mostró reacción ni herramientas en los primeros minutos del complemento, en los que River aprovechó para mover la pelota de lado a lado, sin sobresaltos.
Recién a los 29 minutos los dirigidos por Walter Otta tuvieron una oportunidad, con un tiro libre cerca del área rival, pero Emmanuel Giménez dilapidó la ocasión, con un remate que se fue lejos.
Con el “Gallito” impotente y River manejando los tiempos con tranquilidad, el colombiano Santos Borré erró un gol increíble, a los 37 minutos, posiblemente porque creyó que estaba adelantado y disparó sin convicción.
En el final, y con el pleito liquidado hace rato, el atacante “cafetero” tuvo revancha y marcó el 3 a 0 tras ser habilitado por Tomás Andrade. (NA)