Inicio Deportes Una consagración con brillo pampeano

Una consagración con brillo pampeano

PALACIOS FUE LA FIGURA DE LA SELECCION SUB 17 QUE SE QUEDO CON EL SUDAMERICANO DE PERU

El seleccionado argentino Sub 17 de fútbol, que llegó a la última fecha del Sudamericano de la categoría en Perú ya clasificado al Mundial de Brasil, se consagró campeón de este certamen pese a ser goleado en la última fecha 4 a 1 por Ecuador, que con esta victoria y por diferencia de un tanto sobre Perú, también accedió a la próxima cita ecuménica.
El representativo argentino se consagró campeón sudamericano por cuarta vez en la historia, quedando segundo en la tabla histórica al cabo de 18 ediciones, aunque muy lejos de Brasil, que ganó en 12 oportunidades, mientras que las restantes fueron para Colombia y Bolivia.
Argentina ganó este campeonato en 1985, cuando todavía era Sub 16 (se convirtió en Sub 17 a partir de la cuarta edición, en 1991), como local, repitiendo en Bolivia en 2003 y nuevamente como anfitrión en 2013.
Pero lo más buscado por todos los participantes en este torneo fue la clasificación al Mundial, algo que además consiguieron Chile, Paraguay y el local, Perú.
Las posiciones finales de la competencia lo tuvieron a los dirigidos por el cordobés Pablo Aimar como punteros con 10 puntos (+3), escoltados por Chile con 10 (+2), Paraguay 6 (-1) , Ecuador 5 (-1), Perú 5 (-2) y Uruguay 4 (-1).

Figura pampeana.
El equipo argentino no tuvo un buen inicio en el Sudamericano (cayó 3-0 ante Uruguay en el debut), pero luego fue creciendo y terminó mostrando una altísimo nivel, con buen fútbol y por momentos con un juego vistoso como el de los juveniles de la época de José Pekerman.
Y como Juan Román Riquelme en aquel momento, ahora la figura distinta del plantel fue Matías Palacios, el pibe pampeano de San Lorenzo de Almagro, quien fue destacado como “el” jugador del Sudamericano y sobre el que pusieron los ojos desde distintos países europeos.
Con 16 años, el juvenil piquense surgido del equipo de Rumbo a Vélez de su ciudad natal (conducido por su padre Braulio Palacios) llegó a este certamen con el antecedente de ser uno de los dos integrantes del plantel que ya había debutado en Primera División (el año pasado lo hizo en el Ciclón de la mano de Claudio Biaggio), y fue clave para el andamiaje de los dirigidos por Aimar.
Palacios disputó nueve partidos en este Sudamericano (siete como titular), anotando tres goles y dando dos asistencias. Su último tanto fue justamente en la derrota contra Ecuador (que no impidió la consagración), cuando definió con mucha clase para poner lo que en ese momento era el 1-0 para la Albiceleste.
Pero más allá de los goles, el pibe pampeano brilló por su personalidad para agarrar la pelota en los momentos más complicados, para manejar los tiempos de los partidos, para hacer jugar a sus compañeros y hasta para tirar algunos lujos que se repetirán a lo largo de los años cuando se emitan imágenes de este certamen jugado en Perú.

Destino europeo.
Con la “10” en la espalda y toda la confianza de Aimar, Palacios marcó goles ante Paraguay, Brasil y el mencionado contra Ecuador, redondeando un Sudamericano de ensueño, a tal punto que propios y extraños lo marcaron como el jugador más estacado del campeonato.
Incluso el diario As de España le dedicó varias líneas en su edición digital de ayer, con una foto y un titular que hace referencia a lo que seguramente será el futuro del pampeano: “Matías Palacios: la joya del Sudamericano Sub 17 por el que se pelea media Europa”.
En ese contexto, repasan el buen torneo de quien debutara en San Lorenzo en un choque ante Patronato en septiembre de 2018, y aseguran que su talento “no ha pasado desapercibido en las grandes ligas europeas. Hace unos meses llegaron los primeros rumores desde Italia, pero ahora son equipos de Alemania y España los que, tras lo mostrado en Perú durante el Sudamericano, se han interesado por Palacios”.
Admirador de Román Riquelme, Palacios ya se había destacado en el Sudamericano Sub 15 jugado en San Juan en 2017, en el que también se coronó campeón, y con 16 años formó parte del plantel argentino Sub 20 que ganó el Torneo de L’Alcudia del año pasado.

Oferta millonaria.
La referencia de los medios españoles sobre el reciente interés de clubes italianos tiene que ver con ofertas que llegaron a San Lorenzo de parte del Genoa y del poderoso Milan, en ambos casos con intenciones de contar con los servicios del volante pampeano.
El primero que movió sus cartas oficialmente por Palacios fue el Genoa, quea principios de año ofreció 5 millones de euros para comprarlo, más diferentes objetivos que terminaban elevando la suma a 7 millones de la moneda europea.
Sin embargo, desde el Ciclón desecharon la oferta porque entendieron que el chico pampeano, que recién cumplirá 17 años el 10 de mayo, tiene mucho para demostrar en San Lorenzo (tiene contrato hasta junio de 2021) para después dar el salto a Europa.
El otro club que mostró interés en el piquense es el Milan, también italiano, que de acuerdo al diario La Gazzetta dello Sport habría puesto el ojo en el juvenil.
Según destacó el medio europeo, los observadores del Milan destacaron a Palacios como “un joven de 16 años de San Lorenzo que prefiere moverse más cerca de los puntas, como mediocampista ofensivo, aunque en los últimos tiempos ha revertido el rango estableciéndose en el mediocampo”.
Ahora, con el título del Sudamericano Sub 17 en el bolsillo, a los italianos les empiezan a surgir competidores de otras ligas europeas. A fuerza de gambetas, asistencias y goles, el destino del pampeano parece escrito.

El Mundial en la mira
Además del objetivo de destacarse en Reserva e ir ganando minutos en la Primera de San Lorenzo -Jorge Almirón no lo tuvo muy en cuenta desde su llegada-, Palacios tendrá en los próximos meses una nueva meta por delante: el Mundial Sub 17 que se jugará en noviembre en Brasil. La Copa del Mundo se jugará entre el 2 y el 24 de noviembre de este año y contará con la participación de 24 selecciones. Para Argentina significa un desafío especial, porque buscará coronarse por primera vez en esta categoría.

Aimar despejó las polémicas
Pablo Aimar, DT de la Sub 17 de Argentina, negó que su equipo haya “entregado” el partido ante Ecuador, en el que cayó 4 a 1 por la última fecha del Campeonato Sudamericano de fútbol, que quedó en manos del seleccionado albiceleste.
Las sospechas sobre el accionar de los juveniles argentinos se debe a que al seleccionado le alcanzaba con una derrota de hasta tres goles para coronarse campeón, mientras que Ecuador tenía que ganar por tres goles para lograr la clasificación al Mundial. Y fue lo que justamente sucedió, en un partido que Argentina ganaba y que le dieron vuelta en un abrir y cerrar de ojos (cuatro goles en 20 minutos).
“Los que creen que la selección entregó el partido ante Ecuador, que revisen sus vidas. No hay chances. Hoy en día primero se piensa mal y después vemos”, declaró Aimar.
“A los chicos les afecta que hablen de un ‘partido sospechoso’. Antes de hablar, uno debe pensar qué estaba haciendo y cómo pensaba a los 17 años”, continuó el ex futbolista de River Plate en defensa de sus dirigidos.
“Hay que imaginarse a uno a esa edad antes de hablar; yo también jugué juveniles, viví en una pensión, y no sabía ni quién era. Claro que les afectan las críticas, no les gusta, están contentos porque fueron campeones, pero ya les empieza a afectar cosas que son públicas, o que digan una cosa que no es porque juegan en la Selección. A todos nos afectan las críticas, las sospechas. Y, a ellos que tienen esa edad, todavía más”, subrayó Aimar, de 39 años.