Inicio Deportes Una coronación histórica para Tigre

Una coronación histórica para Tigre

Tigre logró anoche el primer título de su historia, un mes después de haber sufrido el descenso a la B Nacional, tras imponerse a Boca por 2 a 0 en Córdoba, para quedarse con la Copa de la Superliga y sacar el billete a la Copa Libertadores 2020.
Ante una multitud en el estadio «Mario Alberto Kempes», el conjunto de Victoria ratificó lo que mostró las últimas diez fechas de la Superliga desde la llegada de Néstor «Pipo» Gorosito, pese a no poder evitar el descenso, y con un juego vistoso y práctico levantó el trofeo en la primera edición de este certamen.
Tras un arranque mejor plantado del Xeneize, con un remate al palo de Darío Benedetto incluido, el conjunto de Victoria se adelantó con un zurdazo de Federico González, a los 24 minutos del primer tiempo, en complicidad con el arquero Esteban Andrada.
Y a los 31 minutos Lucas Janson fue derribado por Carlos Izquierdoz dentro del área tras un rápido contragolpe donde todo Boca reclamó fuera de juego de Federico González -estaba en la misma línea- y el árbitro Néstor Pitana sancionó penal.
El propio Janson cambió por gol y amplió la ventaja para los dirigidos por Gorosito, que sufrieron hasta el final del primer tiempo con un tiro libre de Mauro Zárate que pasó al lado del palo derecho del arquero Gonzalo Marinelli.
En el complemento, Boca monopolizó el balón, el entrenador Gustavo Alfaro puso todo lo que podía en ofensiva, pero entre los yerros del «mufado» Benedetto y la actuación correcta de Marinelli, no logró el descuento.
Los minutos finales fueron un monólogo de Boca, pero Tigre, bien cerrado en su campo, logró contener los embates de su rival para quedarse con un gran triunfo que festejó con los más de 17.000 hinchas que llegaron desde Victoria y hasta tuvieron tiempo para ovacionar en los instantes finales al reaparecido máximo referente futbolístico de este presente, Walter Montillo.
En general, el conjunto dirigido por Alfaro desperdició al menos diez chances para convertir en un partido en el que Benedetto fue quien de más situaciones dispuso, pero estuvo desacertado. Además fue clave el error del arquero Andrada, quien no pudo contener un disparo de González en el primer gol y abrió el camino para el festejo del Matador.
Igualmente, el Xeneize ya estaba clasificado a la Libertadores 2020 por haber terminado tercero en la Supeliga, pero quería cerrar el semestre con otro título, luego de haberse quedado con la Supercopa Argentina en marzo.

«No soy mejor porque salí campeón».
Néstor Raúl Gorosito, el hombre que derramó la convicción necesaria para sacar el máximo de los jugadores de Tigre pese al descenso a Primera B Nacional, esquivó anoche el existimo que rodeará esta obtención al afirmar que no es «mejor ahora» que salió campeón por primera vez en su carrera.
«Tuve la oportunidad de salir diez o doce veces campeón como jugador, pero no era mejor por eso. Lo más importante es que salimos campeones, estoy muy, muy, muy, feliz, pero no soy mejor entrenador porque salí campeón».
En tanto, el talentoso mediocampista Walter Montillo, que revivió futbolísticamente en este Tigre luego de estar mucho tiempo parado a causa de las lesiones, se emocionó al festejar el primer título de la historia del club de Victoria y resaltó el haber podido lograrlo «jugando bien» para no quedar en el olvido.
«Los equipos cuando juegan bien tienen que salir campeón, porque sino quedan en el olvido. Para nosotros ganarle a Boca era importantísimo», destacó Montillo. Remarcó la chance de «ponerle la primera estrella a este equipo», al que «nadie le regaló nada», y agregó: «Luchamos mucho, y haberlo hecho después de haber descendido, tiene algo extra».

Cuando no es, no es.
El delantero de Boca Darío Benedetto, quien contó con al menos cuatro situaciones claras de gol, pero no pudo convertir, lamentó la falta de puntería. «Cuando no es, no es. Qué se le va a hacer, son posibilidades desperdiciadas. Estábamos jugando bien en el primer tiempo, generando situaciones, una pelota en el palo, otra en el travesaño», sostuvo el Pipa. Más allá de la derrota, para Benedetto Boca «dejó una buena imagen», aunque remarcó que «hay muchas cosas que corregir futbolísticamente». (NA)