“Una experiencia espectacular”

MARCELA BARALE COMPITIO EN "LAS 100 MILLAS DEL HIMALAYA"

La atleta pampeana fue decimoctava en la general absoluta (octava entre las damas) de los 160 kilómetros, en una de las competencias de larga duración considerada entre las más lindas del mundo. “El recorrido fue hermoso”, aseguró.
Marcela Barale se dio uno de los grandes gustos deportivos de su vida, al participar con buenos resultados de “Las 100 Millas del Himalaya”, una de las ultramaratones más lindas del mundo por la belleza del recorrido.
La atleta santarroseña, de 49 años, terminó decimoctava en la general absoluta de las 100 millas (unos 160 kilómetros) y fue octava entre las damas. Además, obtuvo el tercer puesto en la etapa tres de la competencia, una maratón de 42 kilómetros con el Everest como escenario y en la que se clasificaba aparte.
“Fue una experiencia espectacular. Realmente me fue mejor de lo que esperaba”, señaló ayer Barale por Radio Noticias desde Nueva Delhi, India, donde hizo base luego de la exigente competencia que tuvo como epicentro a la ciudad de Mirik.
La prueba propiamente dicha comenzó el lunes 24 de octubre y finalizó el viernes 28. Fueron cinco etapas por el cordón del Himalaya, en la frontera entre India y Nepal, donde a su paso los atletas divisaron los montes Everest, Lhotse, Makalu y Kanchenjunga, cuatro de los cinco más altos del mundo.
La general fue ganada por el francés David Fontaine, con un tiempo total de 18 horas y 8 minutos; en tanto que Barale empleó un tiempo de 29.42 para terminar en la decimoctava posición. Entre las damas, la santarroseña terminó octava y la vencedora fue la australiana Anna Petrakos (22.46).
La tercera de las cinco etapas fue de 42 kilómetros y, además de sumar para la general, también fue una competencia en sí misma (la 22º edición de la Maratón Everest), en la que Barale terminó tercera entre las damas con un tiempo de 8h.25m.

Dura.
“Es cierto que se trata de una de las carreras más lindas del mundo, porque entre otras cosas se veía la cima del Everest y era todo espectacular”, explicó ayer Barale. “Pero también hay que decir que es una de las más duras”, aclaró la pampeana, y a modo de ejemplo expuso que en un tramo de la prueba trepaban “desde los 1000 a los 3600 metros de altura y sin descanso”.
“Se sintió mucho la altura y los cambios de clima por la amplitud térmica”, agregó Barale, a la vez que diferenció el caos de Nueva Delhi con la paz de las montañas, donde las plantaciones de té y los niños saludando con banderitas copaban la escena. “Lo disfruté muchísimo”, cerró la atleta, que fue acompañada por su pareja Ricardo De La Serna, quien también realizó un trekking en la cima del mundo.

Compartir