Una fiesta popular en el autódromo

TURISMO CARRETERA: NADIE PUDO BAJAR LOS TIEMPOS Y ROSSI SE QUEDO CON LA POLE EN TOAY

Una verdadera multitud copó ayer las instalaciones del trazado pampeano, donde “La Máxima” cerrará hoy la decimocuarta fecha del calendario. La alta temperatura impidió que se mejoraran los registros del viernes. El “Misil” sumó y va por más.
El Turismo Carretera volvió a demostrar ayer que es una de las manifestaciones populares más relevantes del país, al convocar a una verdadera multitud en las instalaciones del Autódromo Provincia de La Pampa, donde hoy se correrá la decimocuarta final del calendario.
El circo habitual de “La Máxima” comenzó a armarse a lo largo de la semana y ayer ya se mostró en plenitud, con unas 30 mil almas poblando el trazado toayense. El color y el calor de siempre le dieron el marco ideal a una jornada de sábado que, por el contexto, parecía propia de un domingo.
Y en ese escenario -similar por la multitud al de noviembre de 2012, cuando se inauguró el circuito-, la pata deportiva prácticamente pasó a un segundo plano, porque nadie pudo bajar los tiempos del viernes y la clasificación definitiva quedó tal cual había sido la provisoria.
La alta temperatura a la hora de salir a la pista, el viento un poco más cruzado y el desgaste de los neumáticos (que el viernes estaban nuevos) fueron los tres factores principales para que los registros no se pudieran mejorar en la agradable tarde de ayer. De hecho, la mayoría de los pilotos aprovechó la ocasión para trabajar en la puesta a punto de cara a la final de hoy, buscando mantener el ritmo en lugar de bajar los tiempos.
El negocio, entonces, fue de Matías Rossi (Chevrolet), que el viernes había establecido el récord del circuito con una vuelta a más de 200 kilómetros por hora de promedio (un tiempo de 1m.14s.502/000), y que por lo tanto se quedó con la pole definitiva.
Así, el “Misil” de Del Viso obtuvo su segunda pole consecutiva en la categoría, sumó dos puntos más para afianzarse en la punta de la Copa de Oro, y hoy largará adelante en la primera serie de la mañana, tratando de mantener el dominio que hasta ahora lo posiciona como gran candidato a quedarse con todo.
La primera serie del domingo se correrá a partir de las 9, a cinco giros, y al lado de Rossi partirá Agustín Canapino (Chevrolet), quien mantuvo el cuarto puesto de la clasificación y necesita ganar para llegar a las dos últimas fechas del año con chances de campeonar.
La segunda serie, desde las 9.30, lo tendrá adelante a Mariano Werner (Ford), segundo en la clasificación y escolta de Rossi (a 4 puntos) en la Copa de Oro, quien largará junto a Christian Ledesma (Chevrolet), de buen regreso a la categoría. La tercera serie, en tanto, tendrá al frente al sorpresivo Gastón Mazzacane, junto a Lionel Ugalde (Ford).
Allí quedarán definidas las posiciones de partida para la final, que se disputará a las 13 y tendrá una duración de 30 vueltas o 50 minutos como máximo.

Un día para ganar en tranquilidad.
Matías Rossi y su Chevrolet hicieron el trabajo el viernes. Como presagiando que para la segunda clasificación el clima iba a cambiar y se les iba a hacer imposible bajar los tiempos, el “Misil” dio un giro espectacular en la jornada inicial con récord incluido y ayer se dedicó a chequear el funcionamiento de su unidad, para ganar en tranquilidad luego de la alarma generada un día antes con la presión de aceite.
“Sabíamos que era muy complicado mejorar los tiempos, pero como era obligatorio salir a pista decidimos aprovechar para chequear el auto”, dijo el “Misil”. Y en ese sentido, se mostró feliz porque todo estaba en condiciones: “Quedamos tranquilos porque los valores del aceite, que era lo que nos preocupaba, están estables”.
En ese contexto, el bonaerense se mostró optimista de cara al cierre de la fecha, con las series y la final de hoy. “Las expectativas son muy buenas. Lograr la pole nos permitió no solamente ganar dos puntos, sino también saber que tenemos el auto más rápido. Y eso es una satisfacción para todo el equipo pensando en la final”, señaló Rossi, que hoy buscará un triunfo que lo acerque aún más al campeonato.

Diruscio dominó en el TC Pista.
El piloto santafesino Sebastián Diruscio (Dodge), poleman de la jornada, se impuso ayer en la serie más veloz de las dos que disputó el TC Pista en el Autódromo Provincia de La Pampa, por lo que hoy encabezará la grilla de partida de la decimocuarta final de la temporada, tercera de la Copa de Plata. Detrás de Diruscio en la serie finalizó Juan Martín Bruno (Dodge).
El ganador de la segunda tanda fue el bonaerense Tomás Urretavizcaya (prolongando el dominio de Dodge), quien de esa manera largará también en la primera fila de la final, prevista para las 11.50, a 25 vueltas o 40 minutos de duración. En esta batería el escolta de Urretavizcaya fue Nicolás Cotignola, con Torino.

Copa Bora.
La otra categoría telonera del Turismo Carretera es la Copa Bora, que ayer tuvo su primera final del fin de semana con el triunfo de Juan Lorio, escoltado por Roberto Corvalán y Franco Morillo. Hoy, desde las 10.30, se correrá la segunda final, a 14 vueltas.

El TC Mouras en la mira.
El TC Mouras, otra de las categorías importantes del automovilismo nacional, podría sumarse a partir del año próximo al calendario del Autódromo Provincia de La Pampa, de acuerdo a lo que se pudo saber ayer de forma extraoficial. El propio presidente de la ACTC, Hugo Mazzacane, sería el propulsor de la idea de la llegada de esta divisional al trazado pampeano, teniendo en cuenta la aceptación que tiene el Turismo Carretera, por lo que en estos días le haría la propuesta a las autoridades de la provincia.

Compartir