“Una posibilidad de reivindicarnos”

ECUADOR SE PREPARA CONFIADO PARA RECIBIR A ARGENTINA

El entrenador del seleccionado de Ecuador, el argentino Jorge Célico, paró ayer un equipo con el que probablemente enfrentará el próximo martes al de su compatriota Jorge Sampaoli y anunció que para el conjunto que dirige “será una reivindicación histórica poder eliminar a Argentina de la clasificación al Mundial de Rusia”.
“Independientemente de estar afuera del Mundial, tomaremos el partido con la mayor responsabilidad por el bien del fútbol. Haremos el mayor esfuerzo para que los hinchas se vayan contentos y orgullosos. Eliminar a Argentina es una posibilidad de poder reivindicarnos con la segunda etapa de la competencia, porque al principio estábamos muy bien con cuatro triunfos seguidos. Ecuador es un país muy futbolero y si les damos una victoria seguro tendremos un mejor ambiente”, enfatizó Célico ante la prensa en Quito.
“La altura nos va a favorecer y siempre será un aliado nuestro. Y para el que visita Quito, que no lo hace habitualmente, será un adversario más. La convocatoria la hice justamente pensando en este partido, por lo que dejé seis jugadores acá cuando visitamos a Chile y formarán parte”, anunció.
Y esto se tradujo en el entrenamiento vespertino desarrollado con posterioridad a esta charla con los medios entre los que se encontraba Télam, que pudo comprobar como el técnico formado en Huracán de Parque de los Patricios alineó a Máximo Baguera; Cristian Ramírez, Darío Aimar, Rober Arboleda y Pedro Velázquez; Jefferson Orejuela, Jefferson Intriago; Romario Ibarra y Renato Ibarra; Roberto Ordoñez y Carlos Garcés.
“Respeto a Argentina porque es una de las selecciones más grandes del mundo y tiene al mejor jugador del planeta como es Lionel Messi, pero nosotros estamos golpeados y queremos ganarles por nuestra gente. No sé si atacaremos todo el tiempo, pero buscaremos arrinconarlos y no tener temor de quienes estarán enfrente”, apuntó.
“La que sucedió fue que la AFA y el seleccionado vivieron cambios de presidentes y de entrenadores, algo extraño por la calidad de los directores técnicos que pasaron, y eso produce desequilibrios porque tenés poco tiempo de trabajo y diferentes estilos. Eso te deja una situación límite como la presente”, analizó. (Télam)