Una batalla campal en River

BARRAS DISIDENTES ENTRARON AL CLUB Y AGREDIERON A SOCIOS E HINCHAS

Unos cien integrantes de una facción disidente de la barra brava de River Plate ingresaron ayer al club y en la confitería agredieron, con palos, cadenas y armas blancas, a socios y a miembros de la barra oficial. Según informaron a Télam fuentes del club, un grupo de barras, referenciados como los ‘Verdaderos Borrachos del Tablón’, fueron a la oficina de socios a buscar entradas, que les fueron negadas, mientras otro grupo se trasladó a la confitería donde detectó la presencia de integrantes de la barra oficial.
Instantes después, unos noventa miembros de la barra disidente, encapuchados, ingresaron por un estacionamiento de la avenida Figueroa Alcorta, en el barrio porteño de Núñez, y luego, en la confitería del club, agredieron a socios y a integrantes de la ‘oficial’ Los Borrachos del Tablón.
Guillermo ‘Caverna’ Godoy, uno de los referentes de barra brava oficial, y otros dos integrantes de Los Borrachos del Tablón (el ‘Uruguayo’ Larrain y el ‘Tachero’ Luzzi), resultaron heridos en la confitería. Godoy recibió un puntazo de arma blanca, y Luzzi, que quiso huir por un anillo interno del estadio, fue golpeado varias veces en su cabeza con palos, quedó tendido en el piso y luego fue trasladado, con politraumatismos al hospital Pirovano.
“En poco tiempo hicieron un desastre. Es necesario que haya una infraestructura en seguridad en todos los clubes. Fue un hecho aislado”, expresó Darío Ruiz, viceministro de Seguridad de la Nación, en declaraciones radiales. Además, en la confitería, en la que estaban unos cincuenta socios, fue agredida la madre del juvenil futbolista Joaquín Cerrago, que recibió un golpe en la cara de una silla lanzada por los agresores.
En la lucha interna por el liderazgo de la hinchada, el grupo disidente -compuesto por el grupo del Oeste y de Hurlingham- ya había ingresado al estadio Monumental en el partido con Independiente, por la octava fecha, y se habían generado enfrentamientos con la policía.

“Adentro”.
El presidente de River, Rodolfo D’Onofrio, repudió los hechos de violencia y pidió que si “hay detenidos no salgan a la media hora y se queden adentro”. Y agregó: “Tenemos filmados a esta horda de delincuentes que en siete minutos ingresaron al club y produjeron estos hechos violentos en la confitería, donde había niños y familias”.
D’Onofrio explicó que “los empleados de seguridad no pudieron parar a estos ciento y pico de violentos”, y atribuyó el episodio “a hechos de violencia que se producen en nuestra ciudad y en nuestro país y que deben terminar”.
Finalmente, el presidente manifestó que “River será querellante” en la futura causa, y lamentó que “esto haya ocurrido en un club donde se hace tanto deporte”. (Télam)