Unidos por la sangre y por el fútbol pampeano

HERMANOS Y PRIMOS COMPARTEN CAMISETA EN LA LIGA PAMPEANA

Acerca de medio centenar de futbolistas del norte pampeano, además de la pasión por el fútbol que comparten durante cada fin de semana en las canchas de esta zona, también los une un lazo de sangre.
Ferro Carril Oeste de General Pico, que mete mano a su cantera al momento de buscar futbolistas para el equipo local, tiene ocho hermanos que comparten la camiseta del club Verde de Barrio Talleres. Además de Esteban y Nicolás Camerlinckx, que forman parte también del plantel que afronta el Torneo Federal A, también son parte del grupo los juveniles hermanos Franco y Martín Lara.
Durante las últimas fechas liguistas, también tuvieron su debut en Primera División, el delantero Agustín Vasilchik y el defensor Alexis Bellendier. El rubio delantero, hijo de Delford, histórico delantero Verde de décadas pasadas, ingresó en la caída ante Sportivo Independiente y compartió algunos minutos en cancha con su hermano Federico Vasilchik. En tanto, el juvenil central fue de la partida, en varios cotejos del Clausura, en los que su hermano Nicolás Bellendier estuvo como arquero suplente.
En la otra vereda, en Costa Brava, el ex entrenador Daniel Salazar, supo poner en cancha desde el minuto inicial, a los hermanos Luciano, Facundo y Nicolás Pildain.
También por el lado de Independiente, hay tres hermanos que comparten la camiseta Roja, como Augusto, Joaquín y Jerónimo Balbidare, quien aún no actuó en Primera División.
Por su parte, Pico FBC y Estudiantil de Castex, son los únicos en los que no hay hermanos que formen parte del plantel principal.

Padres e hijos.
En Unión Deportiva Vertiz conviven en el primer equipo los hermanos Brian y Facundo Montero; y Lautaro y Martín Ibarra, este último en la categoría Sub 20, además de los primos Fernando y Mauro Guerra. El entrenador Diego Mauril contó a principios de año entre las filas del Canario, a su hijo Valentín Mauril, que ahora cumple una dura suspensión. Este vínculo de padre e hijo, también se da en Deportivo Argentino de Quemú, donde Alfredo Sauro dirige a su hijo Nicolás, uno de los marcadores centrales del equipo. En el “Depo” también juegan los hermanos Tomás y Néstor Salamanques, Federico y Andrés Santos como así también Esteban y Brian Farías, que si bien aún no tuvo minutos en Primera, forma parte del primer equipo.
Los hermanos Brian y Alan Cáser Chávez, son titulares indiscutidos y la principal arma de ataque de Racing de Castex. También son habituales titulares en Alvear FBC, los mellizos Santiago y Juan Manuel Vicente, quienes cumplen la función de volante central y de lateral derecho, respectivamente. También forman parte del primer equipo, los juveniles Agustín y Joaquín Morales.
En la pequeña localidad de Miguel Cané, integran la plantilla del primer equipo que dirige Pablo Silvestre, los hermanos Catriel y Augusto Bastida, y Franco y Cristian Vázquez, además de los primos Tomás, Cesar e Iván Larroque.
En tanto en Agrario Argentino de Parera, compartieron la titularidad el domingo en el clásico regional contra Matienzo, los hermanos Juan Pablo, Darío y Carlos Gutiérrez, piezas claves en el esquema del entrenador Mariano Scrimaglia.
Por último, Matienzo de Ingeniero Luiggi, tiene entre sus filas, a los juveniles Matías y Kevin Doroni, habitual titular del equipo que dirige Nicolás Sartori. Ambos son primos del delantero Jonathan Doroni, quien también forma parte del plantel principal.

Unidos en el arbitraje.
También son varios los jóvenes en el norte pampeano que comparten con sus hermanos la pasión por el fútbol, desde su papel de árbitro y asistente. Conocido es el caso de los hermanos Cristian e Iván Ramonda, quienes se desempeñan en el ámbito nacional. También son parte del cuerpo de colegiados que dirige en la Liga Pampeana de Fútbol, los hermanos Santiago y Danilo Bal, Jorge, Maximiliano, Flavio y Kevin Mendoza, como así también Emilio, Martín e Ignacio Rigal, hijos de Oscar Rigal, quien es uno de los principales directivos de la entidad arbitral del norte pampeano. Además forman parte del cuerpo arbitral local los hermanos José y Norberto Britos, como así también Néstor y Marcelo Aredondo. El caso más particular, es el del experimentado árbitro Oscar Gamboa, que dirige en el ámbito liguista al igual que sus tres hijos Jonathan, Cristian y Facundo.

Compartir