Unión y Amistad venció a El Elyon y se queda en Primera A

LIGA CULTURAL: EL EQUIPO DE GUIDO CARRACEDO GANO LA PROMOCION

El equipo del Plan 5.000 dio vuelta la historia, salió victorioso del Mateo Calderón luego de “luchar” durante 90 minutos y aseguró su permanencia en la máxima categoría de la Liga Cultural.
Ante un buen marco de público, Unión y Amistad le ganó ayer por 2 a 1 a El Elyon en el Mateo Calderón (local Amistad) y logró el objetivo de mantenerse en la Primera A. El local se vio beneficiado por la ventaja deportiva que le otorgaba la categoría, ya que el partido de ida había finalizado con el mismo resultado pero a favor de los de Pablo Galdo.
Los goles, correspondientes al cotejo de vuelta de la Promoción de la Liga Cultural, fueron convertidos por Fabián Cortez y Roberto Platino para los locales, mientras que para la visita había empatado transitoriamente Leonel Alfonso.
El primer tiempo fue casi una copia de lo que sucedió en Guardia del Monte hace siete días. Si bien no hubo incidentes ni goles, los equipos se preocuparon más por defenderse que por atacar. El Elyon salió decidido a jugarle de igual a igual a su rival, un rival que apostó nuevamente al toque y buen fútbol pero que otra vez le faltó precisión.
La única jugada de riesgo llegó recién a los 30 y fue para la visita. Un pase frontal de Julio Ramos para Matías Maldonado finalizó con un centro desde la izquierda que no pudo capitalizar Alfonso.
Pese a la falta de situaciones de riesgo, hubo varios jugadores que se destacaron en cada conjunto. Ramos (figura del encuentro de ida), junto a Guillermo Fernández y Maldonado fueron los que llevaron la bandera de los de Galdo. Del otro lado, Fernando Periga y el colombiano José Manuel Chávez Moya fueron los responsables de preocupar a la visita.

Objetivo cumplido.
Todo lo que no tuvo la primera etapa lo tuvo la segunda. El Elyon, que estaba a 45 minutos de abrochar el ascenso, prefirió retroceder sus líneas y jugar de contra. De esa manera, no tardaron en llegar las complicaciones al arco de Juan Rosales.
Luego de varias jugadas malogradas para los del 5.000, llegó la apertura del marcador. Iban 15 minutos cuando el colombiano encaró por la derecha a toda velocidad dejando rivales en el camino y, cerca de la línea de fondo envió un centro a media altura que encontró a Cortez. El delantero dominó la pelota y sacó un disparo cruzado que se hundió en la red. La alegría no duró mucho.
La visita cambió su estrategia (era a todo o nada) y salió a buscar el empate que los hiciera soñar nuevamente. Lo que nadie esperaba es que se lograra tan rápido. Apenas 120 segundos más tarde Ramos ejecutó un pase cruzado y por arriba que pasó a toda la defensa y Alfonso, que llegaba desde la derecha, conectó el balón con la cabeza y la clavó en un ángulo. En un partido parejo, el empate estaba bien.
A los 27 Amistad tuvo otra chance para aumentar, pero el palo le dijo que no a Chávez Moya. A todo esto, nuevamente la visita se dedicó a cuidar el resultado.
Los minutos pasaban y no llegaba peligro a ninguno de los arcos, la disputa escaseaba de prolijidad y parecía que ambos equipos se habían entregado al nerviosismo y al cansancio. Pero el local tendría la última palabra.
A los 36 y por medio de un despeje, la pelota viajo por el aire más de 50 metros y cayó cerca del área grande de Rosales. Los centrales visitantes cometieron el error de dejar picar la esférica y Platino, que había ingresado minutos antes por Cortez, aprovechó esa situación para ganar la posición, picársela al arquero, sellar la permanencia y desatar la euforia de la hinchada y el banco local. Unión y Amistad se queda Primera A.