Vaquero, con la agenda completa

PARTICIPARA DE DOS CAMPEONATOS ARGENTINOS DE CICLISMO

El ciclista no vidente de General Pico, Maximiliano Vaquero, se prepara para afrontar en los últimos meses del año el tramo final del Campeonato Argentino de Ciclismo Adaptado y una cita nacional en Pista, que se desarrollará en las próximas semanas. A poco de haber llegado de Sudáfrica, donde tuvo su primera participación mundialista en la que estuvo a muy poco de haber quedado dentro de los diez primeros, el deportista pampeano ya programa su preparación para el tramo final de la temporada.
“Para esta última parte del año voy a tener la posibilidad de competir en Pista, en La Paz (provincia de Entre Ríos). Será la primera vez que van a correr los ciclistas de la parte adaptada y los de Elite convencional”, contó. Este compromiso, que será el Campeonato Argentino de Pista, se desarrollará los días 12, 13 y 14 de octubre.
Luego de ello disputará las últimas dos fechas del Campeonato Argentino de Ciclismo Adaptado, que se llevarán a cabo durante los meses de octubre y noviembre.
“Después del Campeonato Argentino de Ciclismo Adaptado intentaré participar de cualquier carrera que se nos proponga en el camino”, contó.

Experiencia internacional.
A pocos días de haber finalizado su primera participación mundialista, Vaquero calificó de “muy buena” a la experiencia. Meses atrás formó parte de una fecha que se disputó en Italia y otra en Bélgica, que fueron clasificatorias para el Mundial que se desarrolló en Sudáfrica.
“La primera fue en Italia con dos buenas posiciones, una en crono y la otra en pelotón. En Bélgica fue la segunda experiencia con un decimotercer puesto en crono y decimosegundo en pelotón, y eso nos clasificó al Mundial. En el Mundial tuve un decimotercer puesto en crono y terminé undécimo en pelotón, pero ya estuve participando en un nivel superior en el que estuvo lo mejor de lo mejor. Fue muy positiva la experiencia y pude mejorar los puestos en la carrera de pelotón”, dijo. Además agregó: “El nivel fue mucho más alto que en cualquier otro tipo de competencia que hubiera tenido, y se soportó bien. La idea era terminar la carrera en el mejor puesto posible y lo pude lograr”.
El piquense desde el mes de marzo que está radicado en la ciudad bonarense de Saladillo, donde reside su compañero de tándem Sebastián Tolosa, y de manera diaria se somete a un exigente entrenamiento, tomando por estos días al ciclismo con una dedicación exclusiva.
“Estoy dedicado de lleno a la bicicleta, tuve mucho apoyo de la gente de Saladillo, de los vecinos y de la familia de Sebastián”, contó.
Durante estos días visita a su familia en General Pico, donde también comenzó con la búsqueda de una carrera para estudiar a distancia. Pronto volverá a Saladillo para continuar la preparación de cara a su participación en el plano nacional.