Verón retuvo el título

POR NOCAUT ANTE RAMIREZ

El santacruceño Adrián “Chucky” Verón retuvo el título latino welter OMB al batir al
entrerriano Alejandro Ramírez por un impresionante nocaut técnico en el tercer round.
En el Gimnasio Municipal Enrique Mosconi, en la ciudad neuquina de Cutral Có, tras dos primeros capítulos intrascendentes, Verón (66,600 kilogramos) sin ningún tipo de preaviso sacó dos manos demoledoras, como para sorprender y acabar de repente con la monotonía, además de darle un desenlace explosivo e inquietante al combate.
La primera en salir de lo súbito fue la zurda del “Chucky” que tuvo como objetivo la barbilla de Ramírez (66,200) y puso al de Concordia, conmovido, con una rodilla sobre el tapiz.
La confirmación de que se adelantaba el epílogo la generó la derecha del de Río Gallegos que machacó en la perilla de La Fiera y provocó tal efecto que cayó, desarticulado, de cabeza sobre la lona, como si se tratara de un cuerpo en el que los brazos y las manos estaban de más.
El árbitro mendocino Francisco Wolhfart estuvo impecable y ni intentó empezar la cuenta, dado que le dio absoluta prioridad a la atención médica del pugilista abatido. Más allá de lo desprotegido y mal que cayó, Ramírez se recuperó con bastante rapidez, por lo que la situación se normalizó sin dejar espacio para la angustia.
Verón estuvo pendiente de que se recobrara quien hasta hacía unos minutos había sido su adversario sobre el cuadrilátero y ni bien comprobó que el tema estaba solucionado fue y le dio un fuerte abrazo. Fue un buen ganador en todo el sentido de la frase.
Ni bien estuvo plenamente lúcido Ramírez fue hasta el rincón del patagónico, le devolvió el fuerte abrazo, le levantó la derecha, se lo señaló al público como pidiéndole un tributo y asociándose a ese reconocimiento sentenció “éste es un campeón de verdad”. (DyN)

Compartir