“Vine a cambiar el fútbol y lo logré”

PESE A LA ELIMINACION DE ALL BOYS, MIGUEL ARANCIO QUEDO TRANQUILO POR EL TRABAJO REALIZADO

El entrenador del Auriazul aseguró que no merecieron perder ante Sansinena y que fueron perjudicados por diferentes circunstancias. Dijo que tiene “muchas ganas” de seguir, aunque admitió que la decisión será de los dirigentes. “Siempre me hablaron de un proyecto a largo plazo”, aclaró.
La aventura de All Boys en el Torneo Federal “C” de fútbol se terminó el domingo en General Cerri, luego de la derrota 2-0 ante Sansinena en la revancha de una de las llaves de octavos de final. Así, el Auriazul, que había tenido una primera fase perfecta, vio cómo se esfumaba su sueño de ascenso en lo que fue su primera derrota en este certamen nacional.
Sí, cuatro triunfos, un empate y una derrota, y final anticipado de un juego que los santarroseños tenían la ilusión de disfrutar hasta el último nivel. Pero el 0-0 como local ante los bonaerenses ya los dejó mal parados de cara a una revancha que les fue adversa en todo sentido, y que terminaron perdiendo pese a hacer méritos para conseguir otro resultado.
En ese “merecimiento” se asentó ayer el entrenador Miguel Arancio al hacer un balance del partido, además de remarcar que su equipo fue perjudicado desde el mismo sorteo, aunque al mismo tiempo aclaró que no intentaba buscar excusas porque, como dicen los resultados, All Boys ya quedó eliminado cualquiera sea la explicación.
“A pesar de que no se ganó, el análisis fue muy positivo, porque el equipo de ellos (por Sansinena) no pasó la mitad de la cancha en todo el segundo tiempo, pegamos tiros en los palos y creamos situaciones de gol…”, comentó el entrenador rosarino en una charla telefónica con LA CHUECA. Y en el mismo sentido agregó: “Lo importante es que All Boys demostró en una cancha difícil que tiene coraje, un estilo y que fue a buscarlo siempre”.

– ¿Qué les faltó entonces como para pasar la ronda?
– Faltó concretar el gol, nada más. Porque el equipo se plantó bien en la cancha, hizo circular el balón y atacó por todos lados. Y a eso todos lo han visto, porque hasta el propio técnico de ellos me dijo que no merecíamos perder el partido. Además fuimos perjudicados, porque el árbitro (Diego Tadiello) nos condicionó con muchas tarjetas amarillas en el primer tiempo, a los 5 minutos del segundo tiempo nos echa un defensor (Alvaro Alvando) cuando lo único que hizo es ir a sacarle la pelota a un rival para jugar rápido un tiro libre. También se regaló la localía, no pudimos llevar hinchas… Y no lo digo por poner excusas, porque el partido se perdió, las cosas suceden y por algo tienen que suceder.

– ¿Cree que comenzaron a perder la serie desde el sorteo, cuando les tocó ir a definir como visitantes pese a haber sido uno de los mejores primeros de la primera fase?
– Sí, son cosas para mejorar, lo de la localía; los hinchas visitantes, que acá pudieron venir y allá no; el árbitro que condiciona todo con tarjetas, y acá ocurre todo lo contrario.

La continuidad.
Arancio llegó a All Boys en julio de 2014 y siempre ha sido mirado de reojo, por una manera diferente -quizás más profesional- de trabajar en la semana y, principalmente, porque no se dieron los resultados, tanto en el Oficial 2014, como en los dos provinciales recientes (en ambos fue eliminado en primera ronda) y en el Federal “C”.
Incluso sobre fines del año pasado su continuidad estuvo en duda y los dirigentes le ratificaron su confianza de cara al inicio de esta temporada 2015, en la que los dos primeros objetivos (el Federal y el Provincial) ya quedaron fuera de su alcance.
De todas maneras, el DT asegura que fue contratado para “un proyecto a largo plazo” y que tiene “muchas ganas” de seguir, porque está convencido de que se hizo un buen trabajo y que ese es el camino a transitar. “¿Cómo no voy a seguir con ganas; si jugamos un Provincial con muchos chicos y ninguno nos pasó por arriba; si en el Federal perdimos un solo partido y el equipo mostró una identidad que no es fácil de mostrar en el fútbol actual; si el club tiene una muy buena base de chicos jóvenes para el futuro?”, disparó Arancio ante la consulta puntual sobre su continuidad.
Igualmente, el técnico aclaró que la decisión final sobre el futuro será de los dirigentes del club. “Todavía no hablé con nadie; ellos seguramente hablarán conmigo y me dirán lo que piensan. El plantel tiene descanso y está citado para volver a entrenar la semana que viene. Hoy sigo siendo el técnico de All Boys, pero son los dirigentes los que deciden y los que mandan; ellos siempre me hablaron de un proyecto a largo plazo”, señaló.

– Se lo nota muy convencido de su trabajo…
– Claro que sí, porque uno sabe cómo se desarrollaron las cosas. Yo vine a cambiar el fútbol y veo que lo logré. Hoy todos hablan de protagonismo, pero a eso ya lo buscamos y lo logramos nosotros. El equipo tiene un estilo y una línea de juego, se lograron muchas cosas y con jugadores locales. Además, el equipo estuvo muchos años sin jugar un Federal “C”, y no es tan fácil ascender. Ningún equipo fue superior a nosotros, y nos hacen un gol y quedamos eliminados. Por eso el plantel terminó muy bien y nosotros como conductores también. Lo que pasa es que acá All Boys pierde un partido y hablan todos.

– Es que All Boys es un equipo acostumbrado a ganar cosas, hace un largo tiempo que no lo consigue (su último titulo fue el Provincial 2012) y por eso repercute más cada vez que pierde…
– Pero cuánto hace que All Boys no sale campeón, cuánto hacía que no jugaba un Federal “C”, hay que ver un montón de cosas.

– ¿Cree que porque usted no es de acá se lo juzga diferente?
– Siempre el de afuera es más observado que el local, pero esto es fútbol y tienen que ver un montón de ciscunstancias. Lo importante es saber si uno fue capaz y si el trabajo fue bueno, y en eso estamos tranquilos porque dimos todo.