Williams agiganta su figura

MURRAY Y RAONIC DEFINEN EL TORNEO DE WIMBLEDON

La número uno el tenis femenino, la estadounidense Serena Williams, retuvo ayer la corona en el Abierto británico de Wimbledon, al vencer a la alemana Angelique Kerber por 7-5 y 6-3, en una hora y 21 minutos, e igualó a Steffi Graf con 22 torneos de Grand Slam en su foja individual.
La jugadora de Palm Beach, estado de Florida, cortó la mala racha que arrastraba este año en los torneos grandes, pues había perdido las finales del Abierto de Australia -justamente contra Kerber- y también la de Roland Garros.
Su revancha llegó en la Catedral del tenis, luego de dos semanas en las que apenas cedió un set (ante su compatriota Cristian McHale en tercera ronda) y evidenció un tenis contundente para ganar por séptima ocasión sobre el césped londinense (2002, 2003, 2009, 2010, 2012, 2015 y 2016).
Serena, de 34 años, fue además seis veces campeona de Australia (2003, 2005, 2007, 2009, 2010 y 2015), otra media docena en el US Open (1999, 2002, 2008, 2012, 2013 y 2014) y tres en Roland Garros (2002, 2013 y 2015).
Con 22 Grand Slam en sus vitrinas, la campeona olímpica en Londres 2012 alcanzó la marca de la alemana Graf, que celebró siete títulos en Londres, seis en París, cinco en Nueva York y cuatro en Melbourne entre 1987 y 1999. Sólo la australiana Margaret Court ganó más que ellas: 24 en el período 1960-1973.
“Es maravilloso estar aquí. Gracias a mi familia, a mi equipo, a mis amigos y a Angelique; me encanta jugar con ella y me hace desplegar mi mejor tenis. Siento que la pista central es como mi casa y estoy muy feliz”, se emocionó Williams tras levantar el trofeo en el All England Club.
“Ha sido difícil no pensar en ello durante todo el año -admitió sobre la posibilidad de empatar a Graf-. Lo intenté en los torneos anteriores y en ambos caí, lo que hace que la victoria sea todavía más dulce, ya que el camino ha sido muy duro”.

Murray vs. Raonic.
El británico Andy Murray, número 2 del mundo y campeón aquí en 2013, y el canadiense Milos Raonic (6), definirán hoy el título individual masculino de Wimbledon. La final se jugará desde las 9.30 de Argentina y será televisada por ESPN.
Para Murray será la undécima final de Grand Slam y la tercera del año, aunque es la primera vez que su rival no será el serbio Novak Djokovic (número 1 del mundo) ni el suizo Roger Federer (3). Raonic, en cambio, afrontará su primera oportunidad de quedarse con uno de los cuatro torneos más importantes del circuito.
Será un duelo entre uno de los mejores sacadores del circuito (Raonic, quien suma 154 aces en esta edición del certamen y solo perdió cinco de los 121 games con su servicio) y Murray, que tiene en la devolución uno de sus mejores golpes y viene de ganar en Queen’s, la antesala de Wimbledon.
En 2013, el escocés quebró una racha de 77 años sin que un tenista británico saliera campeón aquí, el certamen emblemático de Inglaterra. Fue su segundo Grand Slam, tras ganar el US Open en 2012. (Télam)

Compartir