Winifreda ganó por eficacia

Winifreda venció al Deportivo Mac Allister, en condición de visitante, por 3-0 en un partido válido por la segunda fecha del torneo Clausura en la Zona Norte de la Liga Cultural de fútbol. Los goles del ganador, que terminó con diez jugadores por la expulsión de Maximiliano Alles, los marcó el delantero Wendy Benvenuto -el primero de penal-.
Con este resultado, el “girasolero” llegó a los tres puntos y se recupero de la derrota sufrida ante Belgrano por la primera fecha. Por su parte, el local que había superado a Penales la semana pasada, también se quedó con tres unidades.
En un partido intenso y de tramite parejo -donde el resultado fue muy exagerado acorde la demostrado por ambos equipos – Winifreda sacó provecho de su eficacia y de la excelente tarde de Benvenuto y del arquero José Wiggenhauser. La otra cara fue el local que, a pesar de haber tenido nueve situaciones de gol, falló en la definición, estrelló dos tiros en el travesaño, y no supo como vulnerar al uno.
Cabe destacar que el arbitro Cristian Rubiano -de floja actuación- cuando promediaba el primer tiempo no sancionó un claro penal para Mac Allister tras una dura falta al volante Enzo González, que sobre el final del partido salió lesionado y en su lugar ingresó el defensor Javier Videla.

De entrada.
En un primera parte que se jugó con mucho ritmo y con intensidad, el visitante golpeó en el momento justo. El delantero Wendy Benvenuto se llevó la pelota por el sector izquierdo e ingresando al área fue derribado pro el defensor Cristian Godoy y el arbitro -en una de las pocas que acertó- cobró penal. El propio Benvenuto cambió la pena máxima por gol.
En un minuto, el equipo de Santiago Alou tuvo dos chances de igualar el marcador pero no tuvo suerte. A los 12 minutos tras un centro desde la derecha por Tenka Hernández, su hermano Antú le pegó de primera y la pelota pegó en el travesaño. Y en la siguiente, tras una salida apresurada de Wiggenhauser, el balón le quedó a Maximiliano Blanco que solo frente al arco pateó con suavidad y un defensor logró despejar sobre la línea.
Para colmo, cuando el local era levemente superior y estaba cerca del empate, llegó el segundo gol de Winifreda. Benvenuto capturó un rebote fuera del área y su remate se clavó cerca del palo izquierdo, haciendo estéril la volada de José Moslares.
El 2 a 0 sacudió fuerte a Mac Allister que siguió yendo al ataque y pudo descontar, pero ni Miranda, ni Blanco, ni González lograron convertir. Por su parte, el visitante con la tranquilidad de una amplia ventaja asumió el protagonismo y estuvo cerca de liquidarlo en los pies de Juan Cruz Vassallo, Enzo Furch y Benvenuto.

Liquidó.
El complemento fue todo lo contrario a la primera etapa porque el encuentro bajó en ritmo y en intensidad. El “girasolero” se replegó para salir de contraataque pero se atrasó demasiado al área de Wiggenhauser y sufrió demasiado. Mientras que el local, tuvo mayor posesión del balón pero careció de ideas a la hora de atacar.
Luego de una serie de rebotes, el delantero Michel Miranda solo frente al guardameta la tiró por arriba del travesaño. En la siguiente y tras un centro desde la derecha, Antú Hernández cabeceó desviado en vez de bajársela a Blanco que estaba mejor posicionado.
Con el correr de los minutos, Winifreda se acomodó en el campo de juego y salió del asedio. Los ingresos de Maximiliano Alles -se fue expulsado en tiempo de descuento- y Pablo Alaniz le dieron más equilibrio al mediocampo.
En los último minutos Mac Allister tuvo otra chance de descontar pero el remate de Antú Hernández se estrelló en el travesaño. Pero fue el visitante el que aprovechó la única que tuvo en el segundo tiempo y liquidó el partido. Nicolás Barbero habilitó a Benvenuto que eludió a Moslares y se metió dentro del arco para decretar el 3 a 0 final.

El Fantinero ratificó su gran momento.
Deportivo Anguilense dejó en claro ayer por qué fue el mejor del Torneo Apertura y por qué es gran candidato a quedarse con el campeonato en la Liga Cultural de fútbol, al superar como local por 2-0 a All Boys en su debut en el Clausura, lo que le permitió además acomodarse como líder de la tabla general.
El Fantinero, con una buena tarea en general, sacó una ventaja de dos goles en la primera parte y luego manejó los tiempos para terminar de redondear una victoria muy festejada por su parcialidad, que sigue de fiesta luego de la obtención del Apertura.
Ante una buena cantidad de público, tanto Anguilense como All Boys mostraron sus intenciones de ganar el partido desde los primeros minutos, poniendo mucha gente en ataque y generando un par de situaciones claras por bando. El local avisó con un centro de Brian Roldán que Daniel Eizaga no alcanzó a conectar de palomita; mientras que la visita inquietó con un cabezazo de Lucas Vassallo que se fue cerca y un remate de Germán Rincón que Roberto Galant sacó al córner.
Hasta que a los 20 minutos el Fantinero inclinó la balanza a su favor: Roldán ejecutó con precisión un tiro libre que se fue cerrando y fue desviado entre Santiago Cejas y Claudio Bello, quienes mandaron la pelota a la red.
Los dos siguieron buscando, pero fue el local el que golpeó otra vez y comenzó a definir el partido. A los 35 minutos y tras un despeje de Vassallo, Roldán -para ese entonces ya era la figura de la cancha- bajó la pelota con el pecho, la acomodó y desde unos 20 metros sacó un fuerte remate que se le coló entre las pernas a Leonardo Oliván.
Ya en el complemento, y con la necesidad de descontar, All Boys comenzó como protagonista, aunque a los 13 minutos se quedó con uno menos por la expulsión de Claudio Bello, quien vio la roja por una fuerte entrada a Jeremías Lucero. El delantero debió salir por un corte y luego recibió varios puntos de sutura.
All Boys se jugó el resto de la mano de Juan Pablo Saffeni, principalmente tras la expulsión de Miguel Román (por una reacción), pero no inquietó demasiado y el triunfo de Anguilense no corrió peligro.