“Ya no puede entrar a ver qué pasa”

El entrenador del actual campeón de la Liga Cultural, que arreglará su continuidad en los próximos días, aseguró que en la próxima temporada deberán ratificar lo que consiguieron este año. “El objetivo será todo lo que se juegue”, aclaró.
General Belgrano tuvo un año deportivo muy positivo, aunque terminó un poco triste por la derrota por penales en la final del Torneo Provincial de fútbol a manos de Ferro de Intendente Alvear y los incidentes del final protagonizados por la hinchada “tricolor”. Sin embargo, eso no opacará lo que consiguió el elenco de Villa Alonso en este 2008, en el que logró coronarse como campeón de la Liga Cultural después de seis años -y cortando una racha de cuatro temporadas consecutivas con festejos de All Boys-, además de llegar por primera vez a una definición provincial y estar a un paso de quedarse con el título más importante de La Pampa.
Por eso, no sorprendió que los nuevos dirigentes, encabezados por Horacio Rosales y Gabriel Cardozo, le ratificaran la confianza al entrenador Orfel Blanc, quien en los próximos días estaría ultimando los detalles para confirmar su continuidad al frente del plantel de primera división, pero también con un proyecto que incluirá el trabajo de divisiones inferiores.
Ayer, el DT trazó un balance de lo que fue la temporada, a la que calificó como “positiva”, y adelantó que en 2009 deberán salir a la cancha con la intención y la necesidad de pelear por todo lo que jueguen. “La continuidad está más o menos arreglada; sólo faltan definir algunas cositas”, comentó Blanc en una charla con LA CHUECA, en la que además manifestó su intención de comenzar la pretemporada a fines de enero con vistas al torneo local, que comenzaría el último fin de semana de marzo o el primero de abril.
“El año fue bueno, positivo. A pesar de la final que se perdió, el logro conseguido en el Torneo Oficial de la Liga y el haber estado a un pasito de consagrarse campeón del Provincial a uno lo tiene que conformar, aunque está claro que quedamos dolidos por esa derrota final”, explicó el entrenador, que llegó a Belgrano por tercera vez en septiembre de 2007 para reemplazar en el cargo a Alfredo Lucero y dirigir al equipo en el Provincial de ese año.
Y al referirse a su continuidad para 2009, el también ex técnico de Luz y Fuerza y Atlético Macachín, reconoció que en parte tiene que ver con los buenos resultados cosechados en esta etapa. “La intención de seguir estaba, y estaba medianamente hablado, pero había que definirlo bien con los nuevos dirigentes, que igualmente nos dijeron que quieren seguir con este proyecto. Y aunque un proyecto no se basa en resultados, es lógico que uno debe conseguir cosas en forma permanente, y más en un club importante como es Belgrano”, declaró.

– ¿Para 2009 el objetivo será tomarse una revancha en el Provincial?
– El objetivo será todo lo que se juegue. Belgrano ya no puede entrar a un torneo a ver qué pasa, a ver qué lo dejan hacer. Debe pelear el campeonato y clasificar al Provincial, y si para eso es necesario ganar el torneo local debe entrar con la intención de ganarlo. Habrá que ver con qué plantel nos quedamos, pero por suerte parece que la mayoría se queda en el club y vamos a contar con una buena base.

Personal.
Blanc dirigió a Belgrano en tres etapas diferentes y también estuvo al frente de otros equipos de primera división de la Liga Cultural, pero aunque este año fue muy importante en cuanto a resultados, aclaró que como entrenador no fue el mejor. “Fue un buen año, sin dudas, pero en lo personal no creo que haya sido el mejor porque hubo años en los que hemos logrado cosas lindas con proyectos largos, como en Luz y Fuerza o trabajando en inferiores. Creo que lo de ahora fue muy importante por los logros, no sólo para mí, sino para el club y la gente que necesitaba un título”, comentó.

– ¿Se quedó con muchas ganas de estar en el Torneo del Interior?
– Un poco sí, porque aunque ese campeonato tenga muchas cosas para mejorar, es un torneo distinto en el que uno se encuentra con otros equipos más competitivos y en otras canchas. Pero la razón de no entrar es muy entendible, porque tiene que ver con sanear económicamente al club y mejorar algo que todos estamos pidiendo, que es el estado de la cancha, no sólo la que se usa para jugar, sino también las auxiliares para entrenar y trabajar en mejores condiciones.